El cruce de datos comprometería la situación judicial de Cohen Arazi

La investigación determinó que la red de pedofilia afectaba hace tres años a los adolescentes que viven en la pensión de Independiente; los encuentros sexuales se habrían producido en la casa del relacionista público
La investigación determinó que la red de pedofilia afectaba hace tres años a los adolescentes que viven en la pensión de Independiente; los encuentros sexuales se habrían producido en la casa del relacionista público Fuente: Archivo
Gustavo Carabajal
(0)
4 de abril de 2018  

A partir del cruce de información realizado por aquellos que investigan los abusos sexuales contra los futbolistas de las divisiones inferiores de Independiente, se habría complicado la situación del relacionista público Leonardo Cohen Arazi. Existen tres datos claves que colocarían al imputado como supuesto facilitador de jóvenes para que tuvieran sexo con adultos. Se trata de una figura penal más grave que la del resto de los cuatro detenidos.

Según la declaración del chico de 19 años que denunció la supuesta red de pedofilia que captaba menores en la pensión de las divisiones inferiores de Independiente, se supo que este comenzó a ser abusado hace tres años, cuando tenía 16. El menor habría sido llevado a la organización por el árbitro Martín Bustos, otro de los detenidos. Ese vínculo entre el imputado y la víctima se inició a través de la red social Instagram, en 2015.

En esa misma época, Cohen Arazi escribió en otra red social: "¿O sea pedirle sexo a pibes de 16 y 17 años a cambio de favores o trabajo se considera pedofilia?, ¿o es abuso deshonesto?". Se preguntaba el imputado en un texto que difundió a través de Twitter, el 29 de abril de 2015.

Los teléfonos de Bustos y Cohen Arazi figuran en el listado de cuatro celulares aportados por el futbolista, de 19 años.

La primera línea mencionada en esa nómina corresponde a un representante de futbolistas juveniles, a quien uno de los investigadores describió como "un personaje depravado y astuto", debido a que se encargó de borrar todas las pruebas que lo vincularían con el caso. Hasta el momento, los responsables de la pesquisa no solicitaron una orden de captura en su contra. Hay sospechas, pero faltan pruebas.

El segundo teléfono en la lista correspondía a "Leo de Palermo", tal como era conocido Cohen Arazi entre un grupo de futbolistas menores que viven en la pensión de Independiente y, supuestamente, tenían su celular en la lista de contactos porque los convocaba para encuentros en su departamento del barrio de Palermo.

Mientras que el tercer celular pertenecería al mencionado Bustos, el primer detenido del caso y muy vinculado con el chico que denunció a la organización.

Escándalo por abusos en el fútbol Información exclusiva de Gustavo Carabajal

3:58
Video

Si bien en principio se estableció que no habría vínculos entre los cinco detenidos -Cohen Arazi, Bustos, Silvio Fleyta, Juan Manuel Díaz Vallone y Alejandro Carlos Dal Cin-, a partir del cruce de información aportada por testigos se habría determinado que existiría un elemento aglutinante.

Todos los sospechosos seguirán presos en la Alcaldía Departamental de Lomas de Zamora hasta que la fiscal María Soledad Garibaldi y el juez de Garantías, Luis Carzoglio, definan su situación procesal.

Según fuentes de la investigación, el departamento de Cohen Arazi, en Güemes al 4000, y su restaurante, en Palermo, habrían sido los lugares señalados a los que los futbolistas de Independiente eran llevados para los encuentros con adultos.

Algunos de los detenidos fueron identificados por testigos como concurrentes a los dos inmuebles del relacionista público, en Palermo. Si todos estos indicios son confirmados con peritajes, cruces de información y reconocimientos, se podría avalar un procesamiento contra Cohen Arazi como presunto facilitador a la prostitución.

Hasta el momento, los testigos declararon que salían de la cancha de Independiente, pasaban por la denominada zona de los siete puentes y llegaban al shopping Alto Avellaneda. Allí los pasaban a buscar en un remise y los llevaban hasta los inmuebles de Palermo, que pertenecerían a Cohen Arazi.

La posición de la defensa

En una declaración que se extendió durante cuatro horas, Cohen Arazi se defendió de las acusaciones en su contra, dijo que era inocente y contestó algunas preguntas. Uno de los letrados que lo representa afirmó que de los cuatro casos de supuestos abusos por los que fue acusado el relacionista público, tres de las víctimas eran mayores y, por lo tanto, no había delito.

Con respecto al cuarto hecho que le imputaron a Cohen Arazi, el defensor manifestó que su testimonio era nulo porque no le notificaron a la defensa de la declaración en la cámara Gesell y, en consecuencia, no pudo supervisar la prueba.

Otro de los cuestionamientos que la defensa del relacionista planteó fue que en la descripción del hecho por el que fue imputado Cohen Arazi no se precisó la fecha de la fiesta de cumpleaños a la que habría concurrido una de las víctimas.

Por último, el letrado afirmó que la defensa no fue notificada del segundo allanamiento realizado en el departamento del imputado, el domingo a la noche.

Todos estos planteos serán analizados en el contexto de las nulidades solicitadas por las defensas de los seis detenidos.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios