srcset

15 ideas para tu espacio de trabajo

(0)
9 de abril de 2018  • 12:43

En un cuarto específico o integrado a otro ambiente, con mesas amplias o las medidas justas para apoyar la computadora. Los espacios de trabajo combinan practicidad, diseño y comodidad. En esta nota, algunas ideas para que puedas pensar el tuyo.

Todo colgado

Un escritorio simple, con una tapa de melamina enchapada en teca y sillas de acrílico rojo traslúcido.
Un escritorio simple, con una tapa de melamina enchapada en teca y sillas de acrílico rojo traslúcido. Crédito: Daniel Karp

"Que nada tocara el piso". Esa fue la premisa con la que el arquitecto Augusto Castignani –que trabaja en el estudio Ebeca– pensó su departamento. Castignani participó del proceso de construcción del edificio, realizado por mAde Arquitectura, así que tuvo la oportunidad de tomar varias decisiones. Para empezar, eligió un piso de bambú prefinished y colgó los estantes de perfiles de hierro amurados a la losa. Así es su escritorio, armado en una de las paredes del living. Integrado, un riel para colgar su bici.

De terraza a doble espacio de trabajo

A la izq., mesa con tapa de madera y patas de hierro rodeada de sillas ‘Bertoia’ en negro. A la der., un escritorio de madera oscura con tapa de vidrio.
A la izq., mesa con tapa de madera y patas de hierro rodeada de sillas ‘Bertoia’ en negro. A la der., un escritorio de madera oscura con tapa de vidrio. Crédito: Santiago Ciuffo (izq.) / Francis Amiand y Kerylos Intérieurs (der.)

La terraza fue el lugar elegido por el diseñador gráfico Martín Fileni para montar su espacio de trabajo, el cual vemos en la foto de la izquierda. Allí construyó un volumen de metal, con techo bajo de vigas, ventanas 360° y lenguaje industrial. En un extremo, una mesa que juega las veces de escritorio. Al otro, un estar que sirve para reuniones, con una mesa ratona angosta combinada con mesitas de arrime redondas en hierro negro y dos sillones originales diseñados por Hanna & Morrison para Knoll. El techo del escritorio continúa en el exterior con listones de madera.

Muebles vintage

Por su parte, el interiorista francés Didier Benderli, creador del estudio Kerylos Intérieurs, pensó cada espacio de este departamento en Viena, y el escritorio que vemos a la derecha no fue la excepción. En este ambiente colocó un mueble de piso a techo en madera clara, silla años 50 de Roland Rainer y lámpara de pie vintage con pantalla cónica.

Para los chicos

Juego, descanso y trabajo conviven en este ambiente con sus límites definidos.
Juego, descanso y trabajo conviven en este ambiente con sus límites definidos. Crédito: Santiago Ciuffo

Pensado por un padre para sus dos hijos, y diseñado por Florencia Pérez y Daniela Cancian de Zoom Interiores, la habitación tiene una disposición en U para dos camas y un escritorio lo suficientemente grande para compartir y, llegado el caso, apoyar un televisor. Para la mesa y las cajoneras (bien grandes) eligieron MDF satinado con una silla ‘Eames’ y lámpara ‘Tolomeo’ de Artemide (Iluminación Castelar).

Minimalista en el living

En esta casa se optó por una mesa blanca, igual que el estante superior para los libros, y se dio el toque contemporáneo con las sillas ‘Tihla’ en hierro y PVC (Increa).
En esta casa se optó por una mesa blanca, igual que el estante superior para los libros, y se dio el toque contemporáneo con las sillas ‘Tihla’ en hierro y PVC (Increa). Crédito: Javier Picerno

Los arquitectos Ignacio Trabucchi y Vanesa Lijdens unieron su proyecto familiar juntos y su experiencia profesional para idear el departamento al que se mudaron. El living, con la madera como protagonista absoluta, tiene en un apartado el escritorio. Al estar a la vista, decidieron no sobrecargar el sector y mantener la línea del resto del ambiente.

Con colores que levantan

A la izq., el sector de trabajo de José Pereyra Lucena . A la der., escritorio de hierro y petiribí (Mesopotamia).
A la izq., el sector de trabajo de José Pereyra Lucena . A la der., escritorio de hierro y petiribí (Mesopotamia). Crédito: Pompi Gutnisky (izq.) / Santiago Ciuffo (der.)

En un último piso en el barrio de Retiro, el fotógrafo José Pereyra Lucena armó su universo de cara a la gran Ciudad. Allí, en uno de los laterales del living, convirtió un rincón en su escritorio (foto de la izquierda). Sobre la mesa colgó una colorida obra de Carlos Taquini, y en el ángulo, "Pampa lunática", foto que José tomó en una luminosa noche en La Pampa, que aumenta la sensación de profundidad.

Desapercibido

A la derecha, detalle de la casa de Clara Forno, gerenta de Producto y Producción de Rapsodia, quien quiso tener un sitio para trabajar con su laptop que fuera parte del todo. El arquitecto Matías Goyenechea estuvo a cargo del proyecto, que ubicó el escritorio de cara a una pared negra que hace de telón. Allí se destaca el cuadro de Elisa Strada ( Diderot.art), con un moderno sillón ‘Ghost’ (DeSillas).

Selvático

Una mesa de fórmica con tapa en découpage hace de escritorio, con una silla estilo Luis XV y una antigua cajonera de placard tuneada con un tratamiento de pintura degradé y ruedas cromadas
Una mesa de fórmica con tapa en découpage hace de escritorio, con una silla estilo Luis XV y una antigua cajonera de placard tuneada con un tratamiento de pintura degradé y ruedas cromadas Crédito: Javier Picerno

Para su escuela de oficios de decoración Aires de Bohemia, Virginia Escribano eligió un espacio de dos plantas en Colegiales. En la parte superior (que era un vacío que balconeaba a la planta baja) armó su estudio, con ventanales sin cortinas, y estantes, mesitas y bancos reciclados que mantienen la gama blanca.

Rincón aprovechado

El escritorio está hecho con un tablón de timbó.
El escritorio está hecho con un tablón de timbó. Crédito: Magalí Saberian

Dos sectores bien diferenciados para los encuentros sociales y la intimidad familiar. En la transición entre uno y otro, la joven pareja dueña de casa tiene su escritorio. Cata Solari y Maica Bruzzo, de Mesopotamia BA, a cargo del diseño de interiores, encontraron en un rincón del pasillo de acceso a la suite el lugar para una mesa, bibliotecas ‘Percha’ laterales, sillas con funda en tusor estampado (todo de Mesopotamia BA) y persianas negras (Rielamericano).

El escritorio multiuso

De cara a la ventana, entre el living y la habitación principal, se ubicó este escritorio.
De cara a la ventana, entre el living y la habitación principal, se ubicó este escritorio. Crédito: Daniel Karp

Diseñado por el dueño de casa, el arquitecto Ignacio Szulman, el mueble combina una tapa blanca, cajones de madera y patas negras, acompañado por una silla ‘Eiffel’ y una manta tejida (Tienda de Costumbres). Un rincón para leer, trabajar con la laptop o dejar como apoyo de recuerdos familiares.

En el descanso de la escalera

Un viejo desayunador –con cajones y estantes- se reformuló acá como escritorio.
Un viejo desayunador –con cajones y estantes- se reformuló acá como escritorio. Crédito: Daniel Karp

En su flamante dúplex, el arquitecto Ernesto Tagliabue encaró junto a su familia la remodelación de la planta superior para sumar un cuarto. En la desembocadura de la escalera decidieron armar su espacio de trabajo con escritorio y silla ‘Eames’. El mismo estilo fresco y con onda de la casa se ve en este rincón: láminas, muñecos de colección y una guirnalda de fotos impresas en formato retro.

Escritorio kids

Una pizarra imantada les permite a los dueños del escritorio colgar fotos y mensajes.
Una pizarra imantada les permite a los dueños del escritorio colgar fotos y mensajes. Crédito: Santiago Ciuffo

En este cuarto que comparten dos hermanos varones, el escritorio está en la pared opuesta a las camas. Diseñado del techo a la pared, en la parte superior tiene un amplio espacio de guardado, estantes que funcionan de biblioteca. Las sillas ‘Tolix’ dan la nota de color.

Con muebles de diseño

El escritorio tiene tapa de mármol y patas de madera, y estantería (Bowie to the Moon).
El escritorio tiene tapa de mármol y patas de madera, y estantería (Bowie to the Moon). Crédito: Daniel Karp

Materiales elegidos y una paleta de colores definida. El espacio de trabajo de la diseñadora industrial Victoria Kon, creadora de VK Home, representa su ADN estético, con mármol y madera a la cabeza. El escritorio es diseño suyo y fue acompañado por un velador con base de madera y tapa metálica ‘Madescú’ (Flo’s Market), silla ‘Eames’ comprada en una feria, alfombra rayada (RuGit), poltrona de cuero ‘Tropical’, lámpara de pie ‘Enrique’ y mesa ‘Siena’ con patas de petiribí y tapa de Carrara (VK Home).

Apto para huéspedes

Una versión más pulida del típico tablón con caballetes, en madera maciza lustrada con patas blancas laqueadas.
Una versión más pulida del típico tablón con caballetes, en madera maciza lustrada con patas blancas laqueadas. Crédito: Daniel Karp

"La idea para el escritorio fue crear algo bien sencillo, priorizando la vista. Con un sillón que tiene la profundidad de una cama, es también un cuarto de invitados comodísimo", cuenta Verónica, abogada y estudiante de Proyecto y Dirección de Obra, que trabajó en la ambientación con el estudio Galliano-Rivolta. En su espacio de trabajo, además de un escritorio tipo tablón, se dispuso una lámpara blanca con morsa (Huup Iluminación), cajonera con ruedas, silla ‘Aluminium’ y alfombra estampada para sumar color (Urban Outfitters).

Cortina milagrosa

Una mesa hecha a medida se amuró para evitar las patas.
Una mesa hecha a medida se amuró para evitar las patas. Crédito: Santiago Ciuffo

En esta casa para una familia de seis, trazada por el arquitecto Sebastián del Campo de DCN Estudio, el escritorio tiene su lugar en el primer piso. Predominan el blanco y la madera clara, con sillón ‘DSW’ (DeSillas) y lámpara globo ‘Tunito’. Para tamizar la luz, cortina de bandas giratorias.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios