Sturzenegger justificó la intervención del dólar por la lectura "errónea" del mercado

Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central
Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central Fuente: Archivo - Crédito: Emiliano Lasalvia / LA NACION
Andrés Krom
(0)
4 de abril de 2018  • 11:16

El presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger , subió minutos después de las 9 horas al escenario de la quinta edición de la Expo EFI, que se realiza en Puerto Madero, donde justificó la intervención de la entidad que comanda en la cotización del dólar , entre otras medidas.

"En 2016 comenzamos a recorrer un proceso de lucha contra la inflación, basado en un esquema novedoso para la Argentina: metas de inflación con tipo de cambio flotante", comentó el funcionario. Según las cifras que expuso, entre junio de ese año y febrero de este la inflación núcleo interanual "bajó en todos los meses excepto dos" y pasó de un 39,4% hasta un 21,6 por ciento. El proceso llegó acompañado de un crecimiento de "4% punta a punta el año pasado" y una suba del 21% de la inversión en el cuarto trimestre.

Sin embargo, Sturzenegger reconoció que "el proceso de desinflación" no ha sido tan lineal en los primeros meses de este año y dijo que la baja de la tasa de referencia del 28,75% al 27,25% instrumentada en enero, así como el cambio de las metas de inflación generaron incertidumbre sobre el futuro de la política monetaria. "En este contexto, frenamos la baja de tasas el 23 de enero y decidimos luego intervenir en el mercado de cambios para interrumpir esa dinámica que, a nuestro juicio, surgía de una lectura económica errónea de la política monetaria esperada", añadió.

Sturzenegger dijo que el tipo de cambio resume las expectativas sobre la política monetaria futura. "Una política monetaria más laxa implicará más inflación y, por ende, un tipo de cambio más depreciado. La belleza del tipo de cambio flotante es que señala inmediatamente esa lectura por parte de la sociedad", dijo.

Para el titular del BCRA, la intervención cambiaria de las últimas semanas (habrían desembolsado US$2000 millones solo en marzo) ayuda a consolidar una ganancia "cuasifiscal", rompe las expectativas de depreciación e inflación y posibilita a la entidad distinguir su visión de la política monetaria de aquella que predomina en el mercado. "Una vez que estas expectativas se alineen con las del BCRA, las oportunidades de arbitraje para la autoridad monetaria se reducirán y el tipo de cambio volverá a flotar tal cual como lo ha venido haciendo en estos últimos dos años", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?