La exposición de Caputo en el Congreso terminó en un escándalo

El ministro de Finanzas dio explicaciones sobre el crecimiento de la deuda y su vinculación con firmas offshore; la visita se interrumpió por un cruce con diputados kirchneristas
El ministro de Finanzas dio explicaciones sobre el crecimiento de la deuda y su vinculación con firmas offshore; la visita se interrumpió por un cruce con diputados kirchneristas Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
Gustavo Ybarra
(0)
4 de abril de 2018  • 14:05

La intervención del ministro de Finanzas, Luis Caputo , en el Congreso terminó en escándalo y de manera abrupta, con el funcionario aprovechando los gritos de un grupo de diputados kirchneristas para retirarse de la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Deuda.

La piedra del escándalo fue la intervención de la diputada kirchnerista Gabriela Cerruti, quien empezó a interpelar a los gritos al Ministro por haberle enviado un papel con un mensaje.

El ministro Caputo finalizó su exposición en la bicameral del Congreso

4:55
Video

El papel de la polémica tenía la siguiente leyenda: "Mis hijas tiene 11 y 13 años, por favor no seas mala". Terminaba con el dibujo de una carita sonriente.

Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

"El papelito me lo entregó el secretario del Ministro. Me hace señas para que lo abra. No sé si es una amenaza, una cuestión machista, tilinga. Esto tiene que ver con cómo se manejó todo el tiempo, como si estuvieran jugando al rugby", denunció Cerruti a la prensa una vez levantada la reunión.

Cuando se produjo el escándalo, Caputo se encontraba respondiendo las preguntas que, durante casi cuatro horas, le habían formulado senadores y diputados que participaban de la reunión de la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Deuda.

Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

La interrupción, a los gritos de Cerruti, secundada por el jefe de su bancada, Agustín Rossi, llevó al presidente de la Comisión, el senador peronista José Mayans, a amenazar con levantar la reunión. A la segunda vez que amenazó con hacerlo, mientras seguían los gritos de los diputados kirchneristas, Caputo les dijo a sus asesores: "Vámonos".

Después de su abrupta salida, a los pocos minutos, Caputo se justificó: "Reaccioné como padre y no como funcionario público. No era el lugar ni la forma, les pido disculpas a todos".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.