El "presidio del Lava Jato" donde podría cumplir su condena Lula

El Complejo Médico Penal de Pinhais, a 40 minutos de Curitiba, aloja a los detenidos por la Operación Lava Jato y podría ser el próximo destino del exmandatario
El Complejo Médico Penal de Pinhais, a 40 minutos de Curitiba, aloja a los detenidos por la Operación Lava Jato y podría ser el próximo destino del exmandatario Fuente: AFP
(0)
4 de abril de 2018  • 20:59

CURITIBA.- Se llama Complejo Médico Penal de Pinhais, pero todo Brasil lo conoce como "el presidio del Lava Jato". Es ahí, en un pabellón aislado del fondo, en el segundo piso, donde se alojan los detenidos del caso más grande de corrupción de la historia de Brasil. Y es ahí donde el expresidente Luis Inacio Lula da Silva podría ir a parar en los próximos días.

El presidio, situado a 40 minutos del centro de Curitiba, alberga a 697 presos, entre ellos 11 de la Operación Lava Jato que podrían ser los próximos vecinos de Lula si el juez federal Sergio Moro así lo dispone.

En una de sus celdas está, por ejemplo, el expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, uno de los promotores del juicio político a Dilma Rousseff, la ahijada política de Lula. Y en otra se encuentra João Vaccari Neto, ex tesorero del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula. O el ex gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral.

Deberá vestir el uniforme obligatorio de los presos, pantalón azul y camisa blanca con detalles en azul. La revista Istoé, que investigó los pormenores de la vida en esa cárcel con tantos ricos y famosos, los uniformes son lavados una vez por semana en la lavandería de la cárcel.

Las celdas son de 12 metros cuadrados, para tres personas, un largo camino desde el tríplex de lujo frente a la playa por el que resultó condenado. Tendrá un televisor de 20 pulgadas y una radio AM/FM, sin entrada de USB. El uso de otros equipos electrónicos está estrictamente prohibido.

Para aliviar el encierro, los presos tienen derecho a salir al patio de 9 a 11 de la mañana, donde Lula también podrá jugar al fútbol. A las 11 debe ir a almorzar, pero la sobremesa es un lujo que se da una vez por semana.

Y si quieren ir a verlo, sólo pueden entrar dos parientes por mes, y no están permitidas las visitas íntimas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.