En Rosario, subió el precio de la soja pese a las bajas externas

El conflicto comercial entre China y Estados Unidos tonificaría el mercado doméstico
El conflicto comercial entre China y Estados Unidos tonificaría el mercado doméstico
Dante Rofi
(0)
5 de abril de 2018  • 09:00

El precio de la soja argentina cerró en alza ayer pese a las bajas del 2,2% registradas en la Bolsa de Chicago, donde las pérdidas fueron la consecuencia del anuncio del gobierno de China de incluir la oleaginosa entre los productos importados desde Estados Unidos que serán gravados con un arancel del 25%. La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) informó que las fábricas pagaron ayer $6100 por tonelada de soja para las terminales ubicadas en la costa del Paraná $100 más que anteayer. Compradores más necesitados elevaron la propuesta hasta $6200, bajo estrictas condiciones de volumen y de plazos de entrega.

El cierre alcista también se replicó en el Mercado a Término de Buenos Aires, donde los contratos mayo y julio de la soja sumaron US$2,20, al terminar la jornada con ajustes de 308 y 314 dólares.

En la Bolsa de Chicago, y tras caer hasta US$16 por tonelada durante la rueda nocturna, las posiciones mayo y julio de la soja cerraron con quitas de US$8,36 y con ajustes de 373,04 y 377,18 dólares.

El divorcio entre los precios domésticos y los externos fue interpretado por los operadores locales como una primera muestra de lo que implica la represalia de China hacia Estados Unidos, en el sentido de que toda la soja no estadounidense hoy cuenta con un escenario más promisorio. "El panorama aún es muy incierto, pero de aplicarse efectivamente el arancel chino a la soja estadounidense se podría dar en el mercado argentino un aumento de las ventas externas de poroto de soja, lo que afectaría el segmento de mercado ocupado actualmente por las fábricas procesadoras", advirtió Delfín Morgan, de la firma Morgan. García Mansilla y Cía..

En el mismo sentido, Adrián Seltzer, de la corredora Granar, dijo que el mayor perjuicio del nuevo escenario lo tendrá la industria. "Inicialmente podríamos decir como hecho virtuoso que esta coyuntura habilitaría mayores exportaciones de poroto. Pero en el marco de una campaña con oferta reducida por la sequía, cada tonelada que se vaya en un vapor será una tonelada menos para moler en el nivel local, y eso no es una buena noticia", advirtió.

En ese marco, y si la amenaza china se concreta, ambos especialistas coincidieron al advertir que la demanda China sobre Paraguay y sobre Brasil reduciría la chance de la molienda argentina de importar un volumen importante de soja de los países vecinos, "lo que acentuaría el déficit de las fábricas locales".

Por: Dante Rofi

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios