0

En el Gobierno lamentaron el "error", pero Caputo se fue conforme

En el Gobierno lamentaron el "error", pero Caputo se fue conforme
En el Gobierno lamentaron el "error", pero Caputo se fue conforme Fuente: Archivo
En la Casa Rosada reconocieron que el ministro se complicó innecesariamente, pero resaltaron sus argumentos para defenderse; "los dejé expuestos", dijo él
Santiago Dapelo
0
5 de abril de 2018  

Una "goleada" que se complicó por una "boludez". Así vivió el Gobierno la presentación que hizo el ministro de Finanzas, Luis Caputo, ante la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Deuda.

Si bien en la Casa Rosada celebraron y destacaron la solidez de los argumentos que presentó Caputo para responder durante más de cuatro horas todas las preguntas que le hicieron desde la oposición sobre el endeudamiento y su participación en distintas sociedades offshore, al mismo tiempo reconocieron que el mensaje que le hizo llegar a la diputada del Frente para la Victoria Gabriela Cerruti terminó por empañar su exposición.

Congreso: Offshore, deuda, papelito, escándalo

15:14
Video

"Mostró lo que es como persona y también quedó claro qué tipo de gente es Cerruti. Se equivocó, pensó que hablaba con gente de bien", dijeron fuentes cercanas al Presidente.

Pese al "error" de Caputo, el Gobierno cerró filas y respaldó al ministro de Finanzas, pieza clave del equipo económico del presidente Mauricio Macri.

"Lo importante no es eso [por el papelito que le entregó a Cerruti], sino que estuve cuatro horas contestando absolutamente todo. Contesté todo y presenté todas las pruebas. Los dejé expuestos en las barbaridades que dijeron durante todo este tiempo. Hablaron de causas que fueron desestimadas por la Justicia. Fue claramente una operación porque el tema de financiamiento es una pata del gradualismo. Por eso se la agarraron conmigo", explicó Caputo a LA NACION.

La desafortunada frase -le escribió: "Mis hijas tienen 11 y 13 años, por favor no seas mala", y cerraba con el dibujo de una carita sonriente- provocó una airada reacción que terminó con la presentación en medio de gritos y acusaciones. Ese hecho provocó el lamento de Caputo, que tras la polémica entendió que perdió una oportunidad para dejar atrás las acusaciones.

"Honestamente reaccioné como padre. Hace unos días ella dijo que yo había traspasado la empresa Axis a mis hijas, de 9 y 11... Me vengo fumando las acusaciones en mi contra, pero tiene que tener un límite. Hago la aclaración porque es pertinente, no se lo mandé con mala onda. Es imposible que alguien se tome ese papelito con mala onda. Obviamente que pido disculpas, a ella y a todos, pero fue una reacción de padre. No quise faltarle el respeto", justificó el funcionario.

El ministro Caputo finalizó su exposición en la bicameral del Congreso

4:55
Video

Caputo se refería así a una presentación que hizo la diputada kirchnerista en el programa Intratables en el que acusó al ministro de transferirles la empresa a sus hijas. Lo llamativo, según el titular de Finanzas, es que minutos después de provocar la polémica, Cerruti negó en televisión esos dichos.

"Hicieron este circo porque perdían 6 a 0. Le di un papelito totalmente inocente. La realidad es que perdieron 6 a 0 y Cerruti agarró el papelito y armó lío con eso. Siempre me defendí en la Justicia, si alguien tiene alguna duda tiene que ir a la Justicia. Están en la chicanita barata", aseguró Caputo.

Para el ministro, como para el resto del Gobierno, no hay dudas: el kirchnerismo buscó desde el primer minuto el escándalo.

"Todo el tiempo buscaron esto, no tengo dudas. Es el kirchnerismo y alguien más [al que no quiso identificar], es parte de la política y de lo que uno tiene que aguantar. Estos juegos se pagan y ellos lo saben jugar. Hoy vieron las pruebas, la política no justifica esto", manifestó el ministro.

Pocas horas después de su presentación en el Parlamento, en su despacho, en el quinto piso del Palacio de Hacienda, Caputo aún trataba de entender la reacción de Cerruti.

Gabriela Cerruti mostró un papel que le hizo llegar Luis Caputo

1:40
Video

"Tengo las dos sensaciones: por un lado ves este tipo de cosas y no podés creer que haya gente que se dedique a eso. Pero al mismo tiempo entendés por qué lo hacen: ¡es porque funciona! Están todo el día en televisión difamando y en un punto la gente dice: 'Este flaco debe haber hecho algo'. Esto es lo que hay que cambiar", confió Caputo.

La interrupción, a los gritos de Cerruti, secundada por el jefe de su bancada, Agustín Rossi, llevó al presidente de la comisión, el senador peronista José Mayans, a amenazar con levantar la reunión. Tras la segunda advertencia y mientras seguían los gritos de los diputados kirchneristas, Caputo les dijo a sus asesores: "Vámonos".

Según relató el ministro, ya había acordado con Mayans que el encuentro finalizaría en breve. "Solo restaban las preguntas de Solá y no de nueve legisladores como dijo el kirchnerismo. Otra mentira más", señaló Caputo.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.