7 años después: en 2011 Jimena congeló óvulos y ahora nos cuenta qué decidió

Una imagen de la agenda de Jime
Una imagen de la agenda de Jime Crédito: Estrella Herrera. producción de estudio B.O.A.
En 2011 Jimena contaba a OHLALÁ! su decisión de criopreservar sus células reproductoras pero al día de hoy no tuvo hijos y no cree que vaya a tenerlos.
María Eugenia Castagnino
Cecilia Acuña
(0)
5 de abril de 2018  • 16:37

En 2011 y con 35 años, Jimena Petrella nos contó sobre su decisión de vitrificar óvulos para resguardar su maternidad. Trabajaba entonces –y aún lo hace– en una clínica de fertilidad y, según nos dijo, hacerlo le trajo una enorme cuota de paz. A seis años y medio de esa experiencia, nos contactamos con ella para saber qué fue de su vida.

“Me hicieron repensar el tema”

Cuando me llegó el el mensaje de OHLALÁ! preguntándome cómo continuó mi historia, tardé unos días en contestar, porque me hicieron repensar el tema. Mis veinte ovulitos están todavía congelados y la verdad es que los tenía olvidados. Podría conservarlos por mucho más tiempo, porque no hay un límite técnico ni médico para mantenerlos, pero hoy siento que llegó el momento de resolver si usarlos o desecharlos. Si bien antes pensaba que era una alternativa donarlos, hoy ya no lo considero, porque, aunque son solo células, son mías. En su momento, cuando hice la criopreservación, tenía 33 años y estaba soltera y abocada a mi crecimiento laboral, sin ganas en ese momento de tener un bebé, pero sí reconociendo que era algo que quería intentar más adelante. Ahora tengo 42, estoy en pareja desde hace cinco años y, además de tener un puesto corporativo, mi vida laboral dio un vuelco: en 2013 y junto con un amigo chef abrimos Gala, un restaurante francés boutique en Villa Urquiza, y ahora acabamos de inaugurar 42 St NY, una hamburguesería gourmet en Colegiales, dos espacios que administro con mucho placer cuando salgo de la oficina.

Jimena hoy, a 10 años de haber congelado sus óvulos
Jimena hoy, a 10 años de haber congelado sus óvulos Crédito: Estrella Herrera. producción de estudio B.O.A.

“No creo que tenga hijos”

Aún no definí qué hacer con mis óvulos, pero no creo que tenga hijos. La verdad es que nunca fui fanática de la maternidad y siempre tuve un sentimiento dual con respecto a ella. Supongo que mi cuota maternal está cumplida con mis cinco sobrinos, porque soy una tía súper presente.

Jimena en 2011, cuando nos contaba por primera vez sobre su decisión
Jimena en 2011, cuando nos contaba por primera vez sobre su decisión Crédito: OHLALÁ!

“Me sirvió para madurar”

Mi pareja es abogado y no tiene hijos, y la verdad es que no pasamos por la típica charla del proyecto familiar, porque disfrutamos mucho de estar solos y de la libertad que implica. Estoy segura de que preservar mis óvulos me sirvió para madurar mi deseo de ser madre, porque hice lo que estaba a mi alcance para no lamentarme después y para no apresurar la decisión por el hecho de que me corría el reloj biológico. Igual, creo que llegó la hora de elegir qué hacer con ellos...

¿Qué te mueve de esta historia? ¿Cómo vivís vos el tema de la maternidad y el reloj biológico? Te mostramos también: 8 años más tarde: en 2010 Juli se puso de novia por Facebook... ¿cómo le fue?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.