Espert: "Federico Sturzenegger es parte del problema de la inflación"

Entrevista a José Luis Espert

3:18
Video
Carla Quiroga
(0)
5 de abril de 2018  • 13:06

"Que se decida", le advirtió el economista José Luis Espert al presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, respecto de si el tipo de cambio es flotante o no. En diálogo con la periodista de LA NACION Carla Quiroga durante Expo EFI, puso dudas sobre el gradualismo del Gobierno y predijo que las negociaciones salariales con un tope del 15% cederán, "porque la inflación este año no va a bajar del 20% o del 25%".

Uno de los temas centrales de su presentación fue "70 años de decadencia de la Argentina". ¿Cómo se sale?

Se sale haciendo cambios muy profundos. Después podemos discutir la viabilidad política, pero si queremos cortar con la decadencia hay cosas que es inevitable hacer.

¿Por ejemplo?

Hay que abrirse al mundo para comerciar, hay que tener un Estado más chiquito, pagable y sin déficit. Además, un mercado laboral muy flexible, que no le cueste a una empresa la vida si echa a una persona, por ejemplo.

¿Siente que el Gobierno está haciendo bien las cosas?

El Gobierno no va en este sentido. Dice que va de manera gradual, pero yo no lo veo.

¿Está en contra del gradualismo?

Estoy a favor del gradualismo si querés cambiar 180° el país: salir de la sustitución de importaciones, ir al libre comercio, salir del Estado presente, ir a un Estado pagable, pero para eso sí hay que ir gradualmente. Para hacer esto que está haciendo Macri, yo no veo por qué no hizo una cosa más agresiva, porque esto, básicamente, es más de lo mismo.

¿Y cuál es el costo de este gradualismo?

El costo es que el déficit no baja, que el gasto público tampoco baja, que estemos rezando que la situación internacional siga benigna... ese es el costo del gradualismo. La gente fastidiada, el presidente ha perdido 15 puntos de imagen positiva desde que ganó las elecciones en octubre del año pasado.

¿Se terminó el tiempo de gloria de reputación del presidente?

No, no digo que se terminó el tiempo de gloria. Digo que el gradualismo tiene ese costo: la gente está transitoriamente fastidiada. Con esto no estoy diciendo que no vayan a ganar las elecciones, porque puede que las ganen o puede que no, pero el gradualismo tiene esos costos. La inflación no baja... No es el paraíso que nos vendieron los amantes del gradualismo.

¿Cuál habría sido la receta que hubiese aplicado usted?

Creo que alguien tiene que cortar con la decadencia argentina, porque no va a parar porque hagamos esto que estamos haciendo ahora. Se requerían definiciones mucho más fuertes al principio. En lugar del bailecito en el balcón de la Casa Rosada, el presidente debería haber dado un discurso denunciando con mucha más crudeza lo que había heredado y haber tomado medidas mucho más fuertes.

Federico Sturzenegger defendió la intervención del Banco Central para controlar el tipo de cambio. ¿Cuál es su visión?

Que se decida si flota o no flota el dólar. A veces dice que flota, a veces dice que no. Sturzenegger es parte del problema de que la inflación no esté bajando lo suficiente. Todas estas cosas generan incertidumbre. La incertidumbre siempre es mala consejera para la inflación.

¿Cree que las negociaciones salariales con un tope de 15% son una buena señal?

Sí, pero mi sensación es que ese 15% a la larga va a ceder un poco, porque la inflación no va a bajar del 20% o 25% este año.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.