Son el futuro, pero todavía les falta bastante

La lenta progresión de los autos eléctricos en los mercados
Gabriel Tomich
(0)
7 de abril de 2018  

Que los autos eléctricos son el futuro, no cabe duda. Pero, no son el presente. A partir de un marketing arrollador (políticamente correcto) basado en que los vehículos verdes salvarán el planeta, parece que en pocos años casi todos los autos van a ser eléctricos; así, se barajan cifras de ventas y de mercado que pueden no ser tan acertadas.

Antes también habría que evaluar cómo se genera la electricidad que usarán los autos limpios. Según datos de la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) en 2014, el 41,1% de la energía eléctrica se produjo quemando carbón (unos 9613 TWh, teravatios hora), otro 22% haciendo lo propio con gas natural y un 4,2% con fuel-oil. Es decir, un 67,3% se genera con combustibles fósiles. En tanto, las centrales nucleares aportaron el 9,4% (hasta aquí, nada muy saludable) y un 21,8% se produjo con energías renovables. Por su parte, la Agencia Internacional de la Energía Renovable (Irena) afirmó en febrero de 2017 que en 2030 habrá 160 millones de EV. Sólo para ellos, habría que generar un 1,5% más de la energía renovable que se produce hoy.

Observemos las estadísticas más recientes del mercado norteamericano para ver si la ola eléctrica es tan arrolladora.

En 2017 se vendieron en EE.UU. 199.732 unidades eléctricas; 135.200 híbridas; 1838 de hidrógeno y 16.972.201 de combustión. Pero ¿cuál ha sido la progresión? Los eléctricos crecieron 25,7% respecto de 2016 (año en el que se matricularon 158.847), que a su vez había subido el 36,9% comparado con los 116.050 de 2015. En tanto, los híbridos están en caída: 196.405 (2015), 145.323 (2016) y 135.200 (2017). Más allá de la comunicación, lo cierto es que todavía no hay ningún boom de los autos eléctricos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.