Las reinas Letizia y Sofía tenían una buena relación: qué fue lo que rompió la armonía

La reina Sofía siempre dedicó palabras respetuosas a su nuera en público, mientras que Letizia le manifestó su admiración desde el principio; ¿qué pasó después?
La reina Sofía siempre dedicó palabras respetuosas a su nuera en público, mientras que Letizia le manifestó su admiración desde el principio; ¿qué pasó después?
(0)
5 de abril de 2018  • 17:10

Mientras el video del cruce entre la reina Letizia y su suegra, Sofía, la reina emérita, sigue causando revuelo en España, y los medios de todo el mundo hablan del destape de la mala relación entre ambas soberanas, es pertinente recordar que en los comienzos del vínculo de Letizia, una plebeya ex periodista, y el heredero al trono español, todo era armonía. Si bien es cierto una parte de la opinión pública siempre objetó los orígenes despojados de toda nobleza de la entonces candidata a reina, los reyes Juan Carlos y sobre todo Sofía no solo no se opusieron sino que alentaron el romance, felices, según contó Sofía, de ver a su hijo tan enamorado.

Fue la actual reina emérita la primera en descubrir, hace ya 15 años, que el entonces príncipe de Asturias estaba deslumbrado con la periodista. "No fui la primera en conocer la relación entre mi hijo y Letizia, pero sí la primera en adivinarlo", contó Sofía según consta en la biografía que escribió Pilar Urbano, La reina, muy de cerca. Según explicó, notaba que, durante sus vacaciones en Mallorca, Felipe no dejaba de mirar el reloj hasta que llegaba la hora del noticiero que conducía Letizia Ortiz -tal es su nombre de soltera- y luego decía: "Me voy a ver el telediario de las tres". "Yo, ya mosqueada, me preguntaba: ¿qué tendrá el telediario de las tres? Me fui a la sala y me senté a verlo con él varias veces. Las noticias del verano tampoco son muy allá, como te puedes imaginar, en el telediario cambiaba todo cada día, bueno... todo menos ella y él hacía comentarios: ´Lo hace muy bien ¿no?, es guapa ¿eh?´, por eso cuando después me lo dijo no me cogió de sorpresa", relató en diálogo con la revista y emocionada, recordó que le dijo: "Mamá estoy enamorado, muy enamorado de Letizia. Me encanta, la quiero y pienso casarme con ella". Sofía le preguntó si se daba cuenta que el casamiento era para toda la vida: "Eso es justo lo que quiero, vivir con Letizia para siempre, hasta la muerte", respondió el príncipe.

Las reinas solían salir a navegar juntas en Mallorca, una costumbre que con el tiempo Letizia decidió evitar
Las reinas solían salir a navegar juntas en Mallorca, una costumbre que con el tiempo Letizia decidió evitar

Sobre el día en que conoció a su nuera, Sofía hizo una descripción detallada, siempre demostrando calidez hacia Letizia: "Estuvo encantadora, ni muy espontánea ni muy retraída. Conectamos", dijo. "Felipe había hecho que preparasen una especie de merienda de picar, canapés y pinchos frescos, como si fuera lo más natural del mundo. Pero de natural nada, estábamos los cuatro nerviosos como flanes. Sabíamos que aquello iba en serio y ese primer contacto era muy importante". "En este caso, media clave era que yo veía a mi hijo muy enamorado y muy feliz y la otra media era que igual de enamorada y de feliz la veía a ella. Por eso me decía: ´Esto puede funcionar", reveló entusiasmada.

Del mismo modo, en los inicios de su vida palaciega, Letizia se mostró muy cercana a su suegra. En su primer discurso ante la prensa, que tuvo lugar en el Palacio de El Pardo en 2004, la entonces prometida del príncipe dijo: "A partir de ahora y de forma progresiva voy a integrarme en esta nueva vida con las responsabilidades que conlleva y con el apoyo y cariño de...", empezó, pero el príncipe la interrumpió y ella lo mandó a callar: "Déjame terminar... Con el cariño de los reyes y el ejemplo impagable de la Reina". En ese momento, sus palabras se tomaron como el comienzo de una relación de complicidad y admiración hacia la reina Sofía.

La reina Sofía siempre dedicó palabras respetuosas a su nuera en público, mientras que Letizia le manifestó su admiración desde el principio; ¿qué pasó después?
La reina Sofía siempre dedicó palabras respetuosas a su nuera en público, mientras que Letizia le manifestó su admiración desde el principio; ¿qué pasó después?

Según publican ahora los medios españoles como El Mundo y el ABC, el nacimiento de las hijas de los actuales reyes, Leonor, heredera al trono, y Sofía, marcó un antes y un después en la relación entre ambas mujeres. Sofía siempre quiso estar cerca de sus nietos y fue quien más motivó reuniones en las que todos los primos se encontraran: Leonor y Sofía, Juan, Pablo, Irene y Miguel Urdangarín y Borbón (hijos de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín), Felipe y Victoria de Marichalar y Borbón (hijos de la infanta Elena y Jaime de Marichalar). Pero la última vez que hubo un encuentro así, presidido por los reyes eméritos, fue en 2013. ¿Qué pasó después? La abdicación.

Desde 2014, cuando el rey Juan Carlos renunció al trono en favor de su hijo, Letizia alteró algunas de las rutinas que se mantenían hasta el momento y comenzó a evitar algunos encuentros familiares. Sin embargo, no hubo ocasión de mostrar un distanciamiento de la reina Sofía, sino todo lo contrario: en su primer acto desde el relevo de la corona, hubo un pronunciado aplauso para la reina Sofía y Letizia se acercó a darle un beso en público. Luego, en junio de 2015, cuando la esposa de Felipe VI entregó a la madre del rey un premio del Comité Español de Unicef ambas intercambiaron palabras de mutuo afecto. Letizia agradeció "de forma especial" a su "suegra" por haber dedicado "una vida entera al bienestar de los niños". La madre del Rey agradeció "un premio tan especial de manos de la Reina" y, dirigiéndose a doña Letizia, señaló: "Ahora eres tú quien continúas con el trabajo que tanto me ha ilusionado. Te deseo lo mejor en esta maravillosa labor". Letizia también ha homenajeado a su predecesora usando vestidos icónicos de su colección y joyas en muchas ocasiones.

Pero como no todo es color de rosas, en la prensa monárquica se habla de desavenencias que tienen que ver con la crianza de las niñas: mientras Sofía está más acostumbrada a exponerse públicamente, Letizia cuida mucho la imagen de la familia. Así lo aseguró su íntima amiga, la periodista Inma Aguilar. Por otro lado, se habla de la tensa relación entre Letizia y sus cuñadas, con las que nunca pudo hacer buenas migas. Esta tensión se puso de manifiesto en este fin de semana pascual: mientras el rey Juan Carlos no se reunía con toda la familia desde el 2013, Felipe VI logró convencerlo de que se acercara a Mallorca tras un viaje oficial a Arabia Saudita, para celebrar todos juntos. Sin embargo, ni los reyes y sus hijas ni Juan Carlos, pasaron la noche en la isla balear junto a la reina Sofía, sino que llegaron justo para la misa de Pascuas... y para el encontronazo que hoy preocupa a la corona.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.