Superliga: En Rosario, Central derrotó a Belgrano y se acerca a la clasificación a las copas

7 de abril de 2018  • 13:15
Rosario Central festeja con el gol de Cabezas . Fuente: LA NACION Crédito: Marcelo Manera

Se hace fuerte Rosario Central de local, que traducido significa que sabe ganar sus partidos de distintas maneras. No por eso hay que entender que juega bien o no lo sea superado por su rival. Pasó hace dos fechas frente a Chacarita y esta tarde ante Belgrano.

Tiene la virtud de encontrar el gol en el momento justo y llegado el caso, sentirse respaldado por Jeremías Ledesma, un arquero que mejoró su desempeño y ya volcó la balanza de la incertidumbre que lo atrapó en varios encuentros.

Claro que como ante Chacarita, contó con la complicidad del rival. En el primer tiempo quedó expuesto a manos de los cordobeses y solo la miopía futbolística de Jonas Aguirre, un ex canalla, que resolvió como un amateur un par de posibilidades de cara al arco impidió ponerse adelante en el marcador.

Después el equipo rosarino, que ganó 6 de sus siete partidos en el Gigante, aprovechó su fórmula ganadora. La pelota parada dio sus frutos y Cabezas, en la primera llegada puso adelante a los autiazules. Sintio que era su momento y tres minutos después Zampedri, que llevaba 660 minutos sin anotar, aprovechó un rebote de Acosta y marcó el segundo gol. Efectividad plena en el ataque.

En el complemento Central manejó el trámite ante un rival de escasas ideas y mínimo poder ofensivo. Y por si fuera poco, en las dos oportunidades claras, ante Garcia y Brunetta, se lució.

Hoy, Ledesma parace ser otro acierto de Leonardo Fernández en su apuesta por las inferiores. De arco a arco, sin jugar bien pero siendo letal en algunos momentos Central festejó. Y deja un balance positivo, porque se acercó a la tabla de la Sudamericana del 2019 y espera con confianza el jueves a San Pablo por la primera ronda de la actual.