0

¿Qué están mirando nuestros críticos?

Paula Vázquez Prieto
0
6 de abril de 2018  

1. Fallet

Fuente: LA NACION

1 temporada, 8 episodios, disponible en Netflix

Nunca hubiéramos imaginado que los suecos podían divertirse poniendo en el eje de una sátira tanto su tradicional Estado de bienestar como su venerado pulso para el policial. Todo comienza en la triple frontera nórdica cuando la oficial Sophie Borg (divertidísima Lisa Henni) dispara a quemarropa a un delincuente en fuga. Sancionada por su desacato y torpeza, es asignada -como última oportunidad de redención- a la investigación de un asesinato en Norrbacka, su pueblo natal. En compañía del incompetente y despistado Tom Brown (Adam Godley), recién llegado de Gran Bretaña y también signado por el fracaso profesional, deberá descubrir las raíces del crimen de un ciudadano inglés, colgado en un bosque como parte de un rito satánico.

Aguda y divertida, Fallet no solo desmonta las constantes del policial de investigación sino que refleja con humor incisivo las mismas zonas que las gélidas ficciones suecas han expuesto de manera descarnada. La policía pueblerina de Norrbacka, ese pueblo que Sophie odia y con el que debe convivir, se convierten en un capítulo aparte, inmerso en notables disparates e impensadas confusiones, haciendo un retrato ácido y desopilante del conformismo y la abulia de la Suecia provinciana.

2. El Titán

Fuente: LA NACION

Película original de Netflix

El titán parte de una idea no original, pero interesante: la Tierra está al borde su autodestrucción, y el único horizonte posible es trasladar la vida a un nuevo planeta. Collingwood (Tom Wilkinson), especie de científico loco mezcla del doctor Frankenstein y el profesor Neurus, ha decidido modificar la anatomía humana para adaptarla a la vida en Titán, la luna de Saturno.

El epicentro de la película es la transformación de un grupo de hombres y mujeres en esos nuevos seres resistentes y poderosos. Cuando la película se concentra en los efectos de esa radical transformación en la vida de Rick (Sam Worthinton), la tensa y ambigua convivencia con su esposa Abigail (Taylor Schilling) y los dilemas íntimos sobre el futuro y la supervivencia, logra buenos momentos pese a ciertas dilaciones que pueden tornarse algo pretenciosas y aburridas. Sin embargo, las ambiciones de ciencia ficción interestelar sostenidas en un digital rabioso resultan en maquinaciones confusas y resoluciones desprolijas.

3. Unlocked

Fuente: LA NACION

Película original de Netflix

Thriller de espías y contraespías, lo mejor de Unlocked está en su espíritu anacrónico, que entiende el presente de conflictos terroristas y poderes globales según las claves de falsos agentes y traidores de la vieja Guerra Fría. Reclutada como agente de la CIA por su pasado marginal y barriobajero, Alice Racine (Noomi Rapace) debe volver al ruedo de interrogadora estrella de detenidos y sospechosos ante un inminente ataque terrorista con armas biológicas. A partir de allí, su itinerario será escapar de buenos y malos, del servicio secreto inglés y sus supuestos jefes de Langley, sorteando trampas y emboscadas al estilo de un Jason Bourne enloquecido. Michel Apted, a quien recordamos desde Gorilas en la niebla, sintoniza con el vértigo y la astucia de la era Netflix para sostener una aventura en la que en cada escena se descubren rostros familiares (Toni Collette, Michael Douglas, John Malkovich, Orlando Bloom), pero que por momentos amenaza con extender demasiado las vueltas de tuerca y enredarse sola.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.