0

La gran exhibición de dos pesos pesados

Aunque especialista en hip-hop, el crítico Jeff Chang fue tan concreto como elocuente a la hora de establecer diferencias de estilo entre Miles Davis y John Coltrane. Sobre el primero dijo que "la furia primordial de clase media siempre bullía debajo de su minimalismo melancólico y cool",
Aunque especialista en hip-hop, el crítico Jeff Chang fue tan concreto como elocuente a la hora de establecer diferencias de estilo entre Miles Davis y John Coltrane. Sobre el primero dijo que "la furia primordial de clase media siempre bullía debajo de su minimalismo melancólico y cool", Fuente: Archivo
Sebastián Chaves
0
6 de abril de 2018  

Pero ambas formas de abordar el jazz también tenían sus puntos de encuentro. En definitiva, los dos eran portavoces de la identidad negra en años de segregación racial y lucha por los derechos civiles. Y Miles Davis & John Coltrane - The Final Tour: The Bootleg Series Vol. 6 probablemente sea el registro en donde las visiones de cada uno chocan con mayor fuerza, y el resultado es un disco imprescindible.

Comprendido por cuatro discos, The Final Tour... reúne tres presentaciones (París, Copenhague y Estocolmo) de la última gira europea que tuvo a John Coltrane como parte del quinteto de Miles Davis, allá por marzo de 1960. Tiempo: Kind of Blue, tal vez el disco más importante en la historia del jazz, había sido editado en agosto de 1959 y encontraba a Miles explotando el jazz modal en su forma más acabada (más que su funcionalidad armónica, cada acorde se valía por sí solo e importaba por su color particular). La formación que grabó ese disco, Jimmy Cobb en batería, Paul Chambers en contrabajo, Wynton Kelly en piano y John Coltrane en saxo, se convirtió también en la formación que acompañó al trompetista en los conciertos de presentación subsiguientes. Y espacio: Europa se había convertido en el lugar predilecto para Miles. Allí se sentía a sus anchas y hasta fantaseó con la idea de instalarse para siempre luego de un romance idílico con Juliette Greco. Cada gira por el Viejo Continente lo encontraba dando lo mejor de sí y con absoluta libertad.

Como dos pesos pesados en una pelea de exhibición que por momentos se torna demasiado en serio, Miles y Coltrane llevan ambos estilos al límite de sus posibilidades. En la versión de "So What", en Copenhague, por ejemplo, el solo de trompeta se construye de manera gentil y con toda la carga nostálgica propia de las melodías del músico nacido en el estado de Illinois. Incluso cuando llega a su registro más agudo, el recorrido se da casi en cámara lenta y el arribo a cada nota se muestra, entonces, inexorable. Coltrane, por su parte, actúa de modo bien distinto, sus agudos suenan con urgencia primal y su fraseo se carga de angularidades que parecen disparar líneas en todas las direcciones. Detrás de ellos, Cobb y Chambers, con clasicismo y eclecticismo, se muestran capaces de sostener tamañas discrepancias. No menor es, en este sentido, el aporte de Wynton Kelly en el piano. Su toque bluesero, que en Kind of Blue solo aparece en "Freddie Freeloader" (en el resto de los temas el pianista es Bill Evans), es el que aporta el contexto natural a la fórmula. El ethos y el pathos del blues siempre fueron hospitalarios para cualquier disrupción jazzera de las formas.

Hábil como nadie a la hora de armar sus propios grupos, a Miles le interesaban más los irreverentes que se animaran a hacerle de contrapunto que los imitadores condescendientes. Él y sus formaciones crecieron siempre a fuerza de sangre joven y de la aceptación de las diferencias. Justo ahí estaba Coltrane, dispuesto a llevar todo al siguiente nivel antes de lanzarse definitivamente como solista. Y Miles Davis lo dejó ser, consciente de que, cuando el destino es el mismo, quien camina y quien corre se encuentran al final del camino.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.