0
srcset

Virus

1983: el año en el que volvió a nacer el rock argentino

Mauro Apicella
0
6 de abril de 2018  

Hubo años más especiales que otros para el rock argentino . 1983 terminó con la llegada de la democracia, luego de la más dura de las dictaduras que le había tocado vivir a la sociedad argentina y, por esas paradojas de la vida, el rock local pasaba su mejor momento. Fue el único ganador en la Guerra de Malvinas, porque con la prohibición de pasar música en inglés, desde el comienzo del conflicto bélico de 1982, la producción nacional ganó la radio y llenó los pubs y los espacios como el Estadio Obras.

"Puedo invitarte a Obras. En este tiempo nos han hecho olvidar que en este país se puede ser feliz", gritaba Miguel Mateos en el tema "Extra Extra". En ese mismo disco del grupo Zas, Huevos, entonaba: "Si pasan música nacional, no es que se hayan dado cuenta /Que la cultura de un país está en su gente (...)", del tema "En la cocina, huevos".

Raúl Porchetto contaba la historia de Malvinas desde la óptica de un soldado inglés que le preguntaba a la reina de Inglaterra "¿Qué estoy haciendo acá?", para el disco Reina Madre. Y Alejandro Lerner publicaba Todo a pulmón, uno de los discos más recordados de su carrera, que ahora volverá a interpretar en vivo, completo (a 35 años de aquél estreno), con una serie de shows. En ese disco, él también habló de Malvinas, con el tema "La isla de la buena memoria" (casi un juego de palabras con el tema "Los libros de la buena memoria", de Spinetta).

Sumo grababa su primer demo, llamado Corpiños en la madrugada (un casete que recién formaría parte de la discografía oficial con una reedición, en 1992, cinco años después de la muerte del cantante y letrista Luca Prodan). En esos años, el rock argentino era de amplio espectro. De hecho, mucho de lo que era incluido dentro del rock nacional hoy no sería considerado como tal.

La música argentina post-Guerra de Malvinas tuvo varios momentos de cambio y expansión; el año de la vuelta de la Democracia fue clave, con artistas como Charly García (en la foto junto al productor Joe Blaney), que publicó Clics Modernos
La música argentina post-Guerra de Malvinas tuvo varios momentos de cambio y expansión; el año de la vuelta de la Democracia fue clave, con artistas como Charly García (en la foto junto al productor Joe Blaney), que publicó Clics Modernos Fuente: LA NACION

Además de esa variedad, lo que tuvo de especial 1983 fue el lanzamiento de discos que, de algún modo, resultaron bisagra para la música vernácula. Virus tuvo su momento más rockero con Agujero interior. Los Abuelos de la Nada publicaron su mejor disco, Vasos y Besos, que hoy, a la distancia, podría entenderse como un grandes éxitos en sí mismo. Los Twist debutaban trayendo el humor al rock (algo que no era para nada habitual) con La dicha en movimiento. Charly García publicó Clics modernos, uno de los mejores discos de su carrera solista (si no el mejor), que le abrió la puerta de la Argentina al pop y a una nueva manera de sonar.

"El primer recuerdo que tengo cuando me preguntás por Clics Modernos -dice Cachorro López, productor y exintegrante de Los Abuelos de la Nada- es de cuando Charly nos hizo escuchar el disco en su casa. Y la verdad que quedamos bastante shockeados al escuchar a un artista argentino que pudiera sonar así. Me acuerdo que en ese momento había salido Let's Dance, de David Bowie, por ejemplo".

Además de tener la mirada de experimentado productor, Cachorro López tiene la ventaja de haber vivido esa época y de haber sido uno de los protagonistas de los discos del 83, como integrante de Los Abuelos de la Nada.

¿Hay algo de esta época que pudiera ser comparable con aquello? "No, porque las condiciones son totalmente diferentes -dice-. Ahora hay cosas muy interesantes, pero no se podría volver a dar un fenómeno así, simplemente porque no hay lugares para tocar ni radios enfocadas en esa dirección. Existe una manera de contabilizar el éxito, que es a través de Spotify y de YouTube, pero eso también puede ser algo engañoso. Nadie entiende mucho lo que pasa y todos tratamos de hacer lo mejor que podemos. Aún cuando todavía Latinoamérica no se había abierto al rock argentino, nuestro país era un lugar increíble para tocar. Tuvimos una actividad frenética. Hacíamos 200 shows, tocábamos en Obras [solos y con Rubén Blades] y publicamos Vasos y Besos".

Para López, más allá de las diferencias estéticas, con Charly García y grupos como Los Twist y Virus fueron parte de un mismo fenómeno o de una gran familia. "La omnipresencia de Charly es evidente. Había producido nuestro disco anterior y fue el productor de La dicha en movimiento, de Los Twist. Melingo cantaba "Chalamán" con nosotros y después "Jugando Hulla-Hulla" con Los Twist. Yo grabé con los Virus unos años después. Había mucha familiaridad entre todos nosotros".

Charly García: Clics Modernos

Charly García, Clics Modernos
Charly García, Clics Modernos Fuente: LA NACION

Charly García se fue a Nueva York con el dinero suficiente para vivir una nueva experiencia. Contratar uno de los mejores estudios, excelentes sesionistas y a un productor como Joe Blaney (colaborador de The Clash, los Ramones, Prince, Andrés Calamaro y Los Rodríguez, entre muchos otros). García fue criticado por muchos de sus seguidores porque Clics Modernos por momento parecía un disco pop y bailable. No era bailable pero sí pop, al ritmo de una batería programable Roland. Tenía muy buenas canciones y un futuro de clásico. Cachorro López lo define apenas con una frase. "Es uno de los mejores discos del rock argentino, por su producción, por el concepto y por los temas". La presentación en vivo fue con una serie de conciertos a mediados de diciembre de 1983, en el Luna Park.

Virus: Agujero interior

Agujero Interior, de Virus
Agujero Interior, de Virus Fuente: LA NACION

El rock se impuso en ese álbum de Virus. "En mi garage", "El probador", "Carolina" y el que inspiró el título del disco, "Hay que salir del agujero interior", son algunos ejemplos. Sin duda, Agujero interior fue, para la banda, una bisagra que le abrió camino a lo que vino después. "Siempre tuvieron rock, pero en ese disco lo mostraron más -dice López-. Fui fan de Virus desde siempre. Los Abuelos de la Nada y Virus éramos bandas parientes. Cuando íbamos a tocar a un lugar, la música que pasaban antes del recital podía ser nuestra o de Virus, o de Los Twist. No había condicionamiento. La creación era libre, había bandas muy diversas".

Los Twist: La dicha en movimiento

La dicha en movimiento, de Los Twist
La dicha en movimiento, de Los Twist Fuente: LA NACION

Fue el primer disco del proyecto que encabezaba Pipo Cipolatti y contó con la producción de Charly García. Era la banda "divertida" de ese momento y quizás se le restó importancia, pero tiene su mérito por la manera como conjugó la ironía y el humor en ese disco. Chachorro López dice que dentro de este contexto y en la lectura que se puede hacer de la época es un disco importantísimo. " La dicha en movimiento de Los Twist es una maravilla. Hoy tiene canciones que son clásicos, con su toque de humor e ironía".

Los Abuelos de la Nada: Vasos y Besos

Vasos y Besos, de Los Abuelos de la Nada
Vasos y Besos, de Los Abuelos de la Nada Fuente: LA NACION

Si hay que elegir un disco que tiene temas que hoy son clásicos del rock argentino, Vasos y Besos debe estar en la terna. "Mil horas", "Chalamán", "Así es el calor", "No se desesperen", "Sintonía americana", "Yo soy tu bandera".

"Éramos un torbellino caótico hasta que en el disco anterior [Los Abuelos de la Nada, 1982] encontramos el rumbo -dice Cachorro López- Los momentos mágicos de las giras, con el público, se terminaron de cristalizar en Vasos y Besos. Es mi disco favorito de la banda. Es superabierto, hay temas de todos. Es un disco que produjimos nosotros solos. Y aún con alguna desprolijidad y las limitaciones, tiene una gracia que lo ha hecho sobrevivir, además de canciones que, con el tiempo, se hicieron clásicas."

Todo a pulmón

El afiche promocional del show de presentación del disco Todo a pulmón, de Alejandro Lerner
El afiche promocional del show de presentación del disco Todo a pulmón, de Alejandro Lerner Fuente: LA NACION

Desde que nació una nueva manera de ver el rock local (tiene años y son suficientes como para tomarlo como pieza de investigación histórica), el revisionismo no es solo del público que busca canciones y discos viejos en plataformas de músicas o en disquerías que ofrecen vinilos nuevos y usados. Los que fueron protagonistas y hacedores de esos discos se pusieron nostálgicos o, simplemente, con ganas de volver a tocar ciertas canciones. Los casos son muchos, pero alcanza con recordar que Miguel Mateos revivió el Rockas Vivas de Zas en el Luna Park, hace algunos años, y que el año pasado celebró las tres décadas de Solos en América. Fito Páez también hizo giras, en tono celebratorio, con los repertorios de algunos de sus discos más famosos, como El amor después del amor.

Alejandro Lerner dice que el tema "Todo a pulmón" es el que mejor lo representa de toda su carrera, que no es breve. La canción fue la que le dio nombre a su disco de 1983. Pasaron 35 años y Lerner siente que es el momento de volver a llevarlo al escenario. El 17 de junio de 1983 lo presentó en el Estadio Obras, con la banda que lideraba en ese momento (Oscar Kreimer, saxo; Arturo Perona, batería; Guillermo Palazzolo, guitarra, y Jorge Alfano, bajo).

El próximo 11 de agosto comenzará en el Teatro Gran Rex una gira de conciertos para revivir esas canciones. Pasará por Mendoza (el 25, en el Arena Maipú), Rosario (28 de septiembre, Teatro el Círculo), Córdoba (29 de septiembre, Quality Espacio) y luego Montevideo (4 de octubre, Teatro Metro).

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.