González Fraga: "La suba de tasas pone al Banco Nación más a tiro de la banca privada"

Entrevista a Javier González Fraga

5:54
Video
Sofía Terrile
(0)
9 de abril de 2018  • 10:29

El presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, confirmó hoy que las tasas de todas las líneas de crédito hipotecarias que ofrece su entidad bancaria subirán para los tomadores nuevos que escrituren desde el 1 de mayo. Aclaró que se tendrán en cuenta los casos de problemas para escriturar "causados" por el banco, y añadió: "Va a haber excepciones para el grupo Procrear, vamos a hacernos cargo de estas diferencias".

En diálogo con LA NACION, el funcionario detalló que el aumento corresponde a la tasa real, por lo que será "casi imperceptible" en términos anuales. "El grueso del interés que se paga es la inflación. Supongamos que la inflación estuvo en los últimos 12 meses en el 20%, entonces la tasa de referencia va pasar del 26,5% al 28%", añadió.

- Se habla de una suba de tasas desde el 30 de abril. ¿Cree que esto va a afectar a la expansión del sistema de créditos hipotecarios?

- No, de ninguna manera. Venimos subiendo la tasa de hace varios meses porque empezamos con tasas demasiado bajas para impulsar el tema. El propósito del Banco Nación fue que esto tuviera mucho éxito de entrada y que hoy los bancos privados estén al mismo nivel de tasas que nosotros. Hemos ido aumentando gradualmente las tasas y se decidió que a partir del 1 de mayo las tasas aumentarían, en algunos casos al 8%; en otros, al 6,5% dependiendo de las tasas. Quiero aclarar varios temas: en primer lugar, no es un aumento tan importante como suele decirse porque el grueso del interés que se paga es la inflación. En términos anuales una inflación, supongamos que puede haber estado en los últimos 12 meses en el 20%, va a pasar del 26,5% al 28%, o sea que es un aumento que si no fuera porque estamos hablando de la tasa real es casi imperceptible. También hay muchas excepciones: cuando el problema al escriturar fue del banco, en ese caso vamos a hacer excepciones.

- Sí, también hay un desafío con los tiempos de la escritura.

- Si una persona pidió un crédito en agosto, se le aprobó en novimebre y todavía no consiguió la casa, no podemos esperarla a que consiga la casa. Se le va a estar revisando. ¿Cuál es el sentido de haber aumentado? A nadie le gusta aumentar la tasa de interés, pero los bancos tenemos que salir a lo que se llama "securitizar" estas hipotecas, vender las hipotecas, y hay un precio de mercado de descuento y el precio está más cerca de 6,5% que de 5%, entonces, si tenés hipotecas del 3,5% y las vendés al 6,5% perdiste plata y a ningún banco le gusta mostrar esta pérdida. La muy buena noticia es que a partir de este nivel de tasas la plata para prestar no se va a acabar nunca.

- ¿Esto le da sustentabilidad al sistema, entonces?

- Exactamente. Estamos ante un sistema que tiene por delante muchas décadas. Quizás sea para siempre, como lo es en Chile y en la mayoría de los países. Hay que mirar que este aumento de tasas le da continuidad al proceso y pone al Banco Nación más a tiro de la banca privada. No tenemos por qué hacerle una competencia desleal a la banca privada. Por supuesto que el Banco Nación fue visto como el banco más barato...

- Se hablaba de tiempo versus tasas, ¿entonces los tiempos se van a acelerar para compensar?

- Fuimos casi la mitad de todos los créditos del año pasado. En marzo dimos más de 7.000 créditos. Si hace seis meses hablábamos de un crédito a una familia propietaria por primera vez cada tres minutos, hoy estamos en un crédito por minuto. Cada minuto está saliendo una familia por primera vez propietaria de alguna sucursal del Banco Nación. Si es culpa del banco la demora, nos vamos a hacer cargo. Va a haber excepciones para el grupo Procrear, vamos a hacernos cargo de estas diferencias y es un tema que vamos a tener que sobrellevar. No es para nada un inconveniente mayúsculo en este proceso muy exitoso de crédito hipotecario en el que estamos hace más de un año.

- Se debatió de que, por el ajuste inflacionario, las cuotas de los créditos UVA estan casi iguales a las tradicionales. ¿Todavía es negocio el crédito UVA con esta inflación?

- Por supuesto que es negocio. De ninguna manera es cierto eso. Si bien en el incremento anual no hay diferencia el crédito tradicional tiene una cuota para el mismo monto tres veces más grande. El crédito tradicional, el que tiene tasa flotante, es para los ricos, es para los que ganan 70.000, 80.000, 90.000 pesos o más. Por millón te genera una cuota del orden de 20.000 pesos. El crédito con UVA, por millón, te puede generar una cuota, aún incrementada, en el orden de 7.000 u 8.000 pesos. Por lo tanto te exige un ingreso del orden de 25.000 o 30.000 pesos, menos de la mitad de lo que te exige el crédito tradicional. No comparemos estas cosas, yo creo que se hizo una alaraca indebida. Dejame decirte otra cosa: la inflación también afecta a los alquileres. ¿O los alquileres no se indexan por inflación? No estoy de acuerdo con lo que se dijo de esta desventaja de los créditos indexados por inflación. Por suerte salieron muchos a contestar y quedó muy claro que los créditos ajustables por inflación, como en el caso de Chile, que también lo puso cuando tenía 20% de inflación, son sumamente exitosos. Esperemos que la inflación vaya bajando, pero no tenemos que esperar a que la inflación baje para que la gente pueda ser propietaria.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.