Las farmacias están en pie de guerra por el acuerdo del PAMI con los laboratorios

Dicen que con ese convenio pierden dinero porque no se les garantiza un reintegro total de lo que ellas les descuentan a los afiliados
Dicen que con ese convenio pierden dinero porque no se les garantiza un reintegro total de lo que ellas les descuentan a los afiliados Fuente: Archivo
Carlos Manzoni
(0)
6 de abril de 2018  

Aún no se terminaron de limar todas las asperezas que surgieron del acuerdo entre el PAMI y los laboratorios por el costo de los medicamentos para los afiliados de la obra social de los jubilados, cuando apareció un tercero en discordia que pone el grito en el cielo por los efectos de ese convenio: se trata de las farmacias, que afirman que, tal como quedaron las cosas, pierden dinero y que el sistema corre riesgo de estallar.

El reclamo de María Isabel Reinoso, presidenta de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), resume la postura de las farmacias: "Todo lo que compré en marzo a partir del 1° de abril lo tuve que vender 5% más barato que lo que lo pagué. Si la semana que viene no hay un compromiso de que va a haber una compensación, le veo poco futuro al sistema".

Todo empezó a crujir entre los farmacéuticos cuando el lunes 26 de marzo le pusieron la rúbrica al nuevo acuerdo Sergio Cassinotti, titular del PAMI, y Claudio Riganti, apoderado de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos de la Argentina (Cilfa). Con los laboratorios extranjeros, agrupados en Caeme, ya se había firmado el convenio el 21 de marzo. En ambos casos se acordó un descuento del 5% sobre los precios de los medicamentos (ambulatorios y crónicos) vigentes al 28 de febrero. Además, cada tres meses el aumento de los medicamentos va a ser no más del 70% de la inflación.

COFA no está sola en su queja. Ayer se sumó el Colegio de Farmacéuticos de Córdoba (CFC), que, por medio de un comunicado, expresó: "El convenio firmado entre PAMI y los laboratorios no tiene hasta hoy el acuerdo de las farmacias cordobesas. En absoluta coherencia con lo que venimos sosteniendo desde hace tiempo, este CFC advierte que existen determinadas condiciones del convenio que perjudicarán a las farmacias".

Reinoso afirma que compran al precio total, pero tienen que vender a un precio más bajo. "A un abuelo de PAMI le vamos a bajar 5%, entonces alguien tiene que compensar ese descuento. Se va a compensar con la baja de un punto en la bonificación [el aporte que hacen las farmacias para que los medicamentos sean más baratos], pero eso no alcanza", explicó la directiva. "Así como está hoy, somos los que más perdemos", agregó.

El CFC, asimismo, solicitó una reunión con Cassinotti para exponerle una serie de puntos. En el primero de ellos dicen: "Los laboratorios acordaron con PAMI reintegrarnos solo 70% de la diferencia entre el precio de venta al PAMI y el precio de venta general. Nosotros, solicitamos el 100% de reintegro".

Otra petición que formulan es que para solucionar el problema de desfinanciamiento que sufren las farmacias asociadas es fundamental que se acorte considerablemente el ciclo financiero y a partir de ahí tener un cronograma previsible de pagos. "Mientras no se atiendan nuestros reclamos, vamos a dispensar únicamente las recetas que sean impostergables", advirtieron desde el CFC.

"Acá el gran ganador fue el Gobierno, que se llevó un montón de dinero", destacó Reinoso. Desde PAMI, en tanto, dicen que los grandes beneficiarios serán los jubilados, que tendrán un ahorro de $1500 millones en el año. Además, en esa obra social señalaron que 27% de su presupuesto está destinado a medicamentos y que el año pasado gastaron en ese rubro $2600 millones por mes.

En tanto, desde PAMI destacaron que con este acuerdo, además de bajar el precio de los medicamentos a los beneficiarios, se reduce un 1% la bonificación que las farmacias aportan para que esos medicamentos sean más baratos (que es, en promedio, de 12% a nivel país). "Además, hay una mesa de diálogo abierta y constante", agregaron.

El reclamo farmacéutico no es el único frente abierto que tiene el Gobierno en su cruzada por bajar el precio de los medicamentos a los afiliados del PAMI. Según pudo saber este diario, los laboratorios nacionales aceptaron a regañadientes lo que se les propuso, ya que, a diferencia de los laboratorios extranjeros, son más chicos y tienen menos espalda para absorber la reducción en los precios. Algo dejaron traslucir en el comunicado que emitieron apenas firmado el convenio. En el último párrafo dicen: "Estos mayores beneficios representan un esfuerzo económico importante para la industria farmacéutica nacional".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?