River aún digiere el empate en una Copa Libertadores que promete ser áspera: "No hay que perder la calma", dijo Gallardo

"El partido en Ecuador ante Emelec va a ser crucial", dijo Gallardo
"El partido en Ecuador ante Emelec va a ser crucial", dijo Gallardo Fuente: FotoBAIRES
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
6 de abril de 2018  • 08:00

El empate 0-0 ante Independiente Santa Fe le dejó a River una sensación que parece haber sido general: se perdieron dos puntos en la Copa Libertadores . El desarrollo de un encuentro muy cortado y la poca vocación ofensiva de un rival que cumplió su plan defensivo a la perfección fueron dos cartas que el equipo de Marcelo Gallardo no pudo contrarrestar. Pero más allá de que un triunfo en el duelo de anoche en el Monumental le hubiera brindando tranquilidad de cara a lo que viene, el técnico optó por bajar las revoluciones y pidió mantener la calma.

"Tenemos una idea clara de juego, que requiere ser leales a lo que pensamos. Cuando no se puede intentar jugar en los partidos friccionados, que a veces generan impaciencia, no hay que perder la calma. Es un grupo cerrado con equipos parejos. No tenemos que desesperarnos. Hubiésemos querido ganar, pero cuando no se puede ganar hay que intentar estar serenos. Tenemos varios partidos por delante, que van a empezar a ser decisivos. No hay que perder la calma", comentó Gallardo en conferencia de prensa.

Luego de igualar 2-2 con Flamengo y del reciente 0-0 frente al equipo colombiano, River suma dos puntos y está segundo en el Grupo D junto a Santa Fe. Mientras, los brasileros se ubican primeros con cuatro unidades ya que le ganaron 2-1 a Emelec el 14 de marzo y dejaron al conjunto ecuatoriano en el último lugar, con tan solo un punto. En su próximo encuentro, el Millonario visitará Guayaquil para jugar ante Emelec, el jueves 19 de abril, en un viaje que será "crucial", según las palabras del Muñeco.

"Va a ser un grupo durísimo. Flamengo perdió dos puntos con nosotros de local y después ganó en Ecuador contra Emelec. El próximo partido va a ser crucial. Coincido (con Gregorio Pérez, técnico de Santa Fe) en que en la última fecha se va a definir", destacó el entrenador y luego realizó un análisis sobre el trámite del empate.

"Fue un partido muy duro contra un rival muy físico, sabíamos que se iba a jugar con mucha fricción. Tuvimos algunas situaciones que no pudimos concretar. No encontramos el gol y ellos hicieron un buen planteo, aunque de contra nunca nos pudieron ganar, nuestro trabajo defensivo fue bueno. Excepto la jugada que sacó Armani, no nos inquietaron. Pero el rival hizo muchos méritos para hacernos sentir incómodos. Nos faltó lucidez, nos costó un partido muy físico. Santa Fe es un equipo muy maduro, de mucha personalidad y que se plantó bien en defensa. No le puedo quitar mérito", explicó el DT.

El mensaje es claro: nadie regala nada y todo puede costar más de lo pensado. Sin dudas que la Copa Libertadores es el gran objetivo de River durante el 2018 y, para sostener hasta el final la ilusión de ganarla, deberá afrontar cualquier escollo que se le cruce por el camino. Ayer fue uno de los primeros: tras eludir dos veces la derrota en Brasil y rescatar un punto, en el Monumental no supo cómo romper la barrera colombiana. Pero Gallardo no se desespera y sabe que el torneo fue, es y será así.

Fue un partido muy duro. Pero los partidos de Copa son estos. Es dura para todos y va a ser un grupo muy cerrado y durísimo. El próximo partido en Ecuador va a ser crucial.
Marcelo Gallardo

"Desde la intención, nosotros teníamos que buscar el partido. Hubo un mayor control nuestro, pero no sacamos muchas ventajas. Fue un partido muy duro. Es un partido de Copa... Cuando son partidos muy cerrados, se gana con lo justo. No fuimos muy superiores porque también el rival juega. Hay que reconocer si el rival es duro. Nos cortó el circuito y no tuvimos lucidez. No digo que hayamos retrocedido, pero no tuvimos creatividad para imponernos. Los partidos de Copa son estos. La Copa es dura para todos y va a ser un grupo muy cerrado", señaló el Muñeco.

El próximo domingo, River visitará Avellaneda para jugar ante Racing, en un duelo que también tendrá su gran cuota de importancia ya que es un rival directo en la lucha por la clasificación a la Copa Libertadores: está en el quinto puesto con 36 puntos, siete menos que el Millonario, ubicado en el puesto 14. Pero aunque quedan menos de 72 horas para intentar seguir de racha en la Superliga, en Núñez aún se digiere un empate con sabor a poco.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.