Con quesos, gran maridaje

Sabrina Cuculiansky
(0)
8 de abril de 2018  

Qué alegría nos provoca cuando junto al café llega un petit four, un bombón o una porción de torta. A nadie le sorprende, tampoco, que nos propongan un crocante chocolate amargo para acompañar el delicioso espresso. Sin embargo, en nuestro ritual cotidiano, no solo lo goloso le queda al café. ¿Acaso el cafecito con la medialuna de grasa no es una de las opciones más buscadas? Y qué tenemos para decir de la señora combinación argentina: el café con leche con el crujiente tostado de jamón y queso.

Esto era solo una introducción para que no piensen que combinar cafés y cosas saladas es un sacrilegio. Al contrario. Especialmente, la combinación de queso y café es una de las mejores alegrías que le di al paladar en los últimos tiempos. Un clásico es el tiramisú, gran combinación de mascarpone y café, pero si somos más osados la sorpresa nos gratificará. La realidad es que los lácteos van muy bien, y está demostrado por la gran cantidad de bebidas de café con más o menos leche y espuma que ya estamos acostumbrados a pedir.

Es muy parecida a la genial combinación de servir vinos con quesos. El grano de café de calidad ofrece similar dulzura, acidez y cuerpo que el vino tinto, con la complejidad de un suave amargo al final. Los quesos más curados y picantes cuentan con sal y grasitud pronunciadas que los vuelven ideales para combinar con granos de mayor acidez. O para el otro lado: imaginen -o mejor prueben- combinarlo con queso gouda, cuanto más añejo mejor, su sabor dulce y caramelizado resaltará el sabor del café en el pocillo. Casi como si probaras un café con caramelo salado.

Un queso ricota con sabor ligeramente dulce es casi lo mismo que un café con crema. También se puede contrastar la textura suave del cheddar con la amarga y agradable textura del espresso. Este queso puede tener notas de nuez que mejoran aún más la armonización. O el sabor a frutos secos de un parmeggiano, dulce y frutado, es un compañero perfecto.

Una regla para no pifiarla es que cuanto más largo es el envejecimiento del queso (más complejo e intenso su sabor) mejor emparejamiento resulta.

En la próxima reunión, sorprendé a la hora del postre al servir lo quesos junto con el café.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.