Puigdemont recupera la libertad y da aire al independentismo catalán

Puigdemont recupera la libertad y da aire al independentismo catalán
Puigdemont recupera la libertad y da aire al independentismo catalán Fuente: Reuters
Silvia Pisani
(0)
6 de abril de 2018  • 09:08

MADRID.- El cesado presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, recuperó hoy la libertad tras doce días de prisión preventiva en Alemania, país en el que debe permanecer ahora con medidas cautelares hasta que se decida sobre su eventual extradición a España.

Aunque, de ocurrir, ya no sería por el delito de "rebelión" sino por malversación de fondos, que tiene una pena mucho menor.

El líder independentista pudo dejar la prisión de Neumuenster, en el norte del país, donde estuvo alojado, luego de pagar una fianza de 75.000 euros, lo mismo que cuesta un departamento de dos ambientes en las zonas periféricas de Madrid.

Puigdemont es liberado y urge "iniciar diálogo" sobre Cataluña

0:58
Video

Compleja

La situación procesal de Puigdemont sigue siendo compleja. Desde la noticia de su liberación, un sector del movimiento independentista renovó su reclamo para que sea investido presidente de la próspera región. Pero para eso la legislación exige que retorne a España, algo que no puede hacer sin correr el riesgo de ser detenido.

Lo ocurrido tiene fuerte impacto político. Sectores del independentismo catalán ven renovada su causa. "Ya tenemos presidente", se entusiasmaron desde la radical Candidatura de Unidad Popular (CUP). Otros sectores parecen más moderados ante las dificultades judiciales de su candidatura.

Desde el gobierno español se insiste en que la posibilidad de que Puigdemont sea presidente autonómico depende de que sea capaz de retornar a Cataluña para asumir. "Debe ser una investidura presencial", dijo este mediodía el ministro portavoz, Iñigo Méndez de Vigo.

Feliz, Puigdemont saluda a la prensa que lo esperaba a la salida del penal
Feliz, Puigdemont saluda a la prensa que lo esperaba a la salida del penal Fuente: Reuters

Reclamos judiciales

La justicia reclama al cesado líder por los delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos a partir de la fallida declaración unilateral de independencia de Cataluña que promovió en Octubre pasado.

A partir de una orden de captura española, la policía alemana lo detuvo el pasado 25 de marzo apenas pisó suelo germano mientras intentaba regresar a Bélgica, donde la legislación es más restrictiva en materia de extradiciones.

El juez del Tribunal Supremo que sigue su caso, Pablo Llarenas, estimó que la legislación alemana sería más favorable para una extradición. Pero el tribunal que entendió en el caso no vio similitud entre el delito de "rebelión" que le imputa España y el de "alta traición", que contempla el código germano y que el magistrado pensó que podría ser asimilable.

Desde hoy Puigdemont está libre en Alemania, pero a la espera de que se decida si opera una extradición a partir del otro delito que se le imputa: el de malversación de fondos.

Mientras eso no se determine, debe permanecer en Alemania, dejar la fianza que se le ha reclamado y presentarse periódicamente ante las autoridades.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.