Fue madre a los 16 y unos años más tarde tuvo que luchar contra el cáncer de su hijo

Una foto de cuando Franco era bebé
Una foto de cuando Franco era bebé Crédito: OHLALÁ!
En 2009 Florencia nos contó los desafíos que tuvo que enfrentar para convertirse en una madre soltera adolescente y cómo salió adelante. Cuando volvimos a contactarla, 9 años después, nos contó que tuvo que sobrellevar desafíos todavía más difíciles... Y salió adelante otra vez.
María Eugenia Castagnino
Cecilia Acuña
(0)
9 de abril de 2018  • 15:08

Cuando tenía 15 años, Florencia Pienovi se enteró de que iba a ser mamá de Franco. Estaba en el secundario y el papá le había dicho que no estaba en condiciones de hacerse cargo. En 2009, nos contó los desafíos que tuvo que enfrentar para convertirse en una madre soltera adolescente y cómo salió adelante: terminó el colegio, se recibió y formó una familia.

“Decidí ir hacia adelante”

Para mí, lo más tremendo de la maternidad fue no volver a dormir como antes. Primero, porque son chiquitos; después, porque están enfermos; y finalmente, porque no estás tranquila hasta que vuelven a casa. A la distancia, pienso que me hubiera gustado ser más paciente con mi bebé, aunque, al mismo tiempo, entiendo que no lo fuera, porque era una adolescente. Sé que fui la mejor mamá que pude ser y nunca tuve dudas: siempre decidí ir hacia delante, como fuera.

“Todo es por algo”

Franco, Florencia y Lola hace 9 años
Franco, Florencia y Lola hace 9 años Crédito: OHLALÁ!

Unos años después de la nota para OHLALÁ! sufrí un golpe que me hizo estar cada vez más convencida de que todo lo que pasa es por algo, y que no queda otra que aceptarlo y transitarlo. Poco después de que falleciera mi papá, Franco tuvo cáncer, un linfoma no Hodgkin. Creo que tuvo que ver con que no pudo superar bien esa pérdida, porque para él no solo era su abuelo, sino una figura paterna. Durante 9 meses tuvo que hacerse quimio, y para mí fue tremendo, pero cuando lo veía tan fuerte y convencido, sentía un poco de serenidad. Finalmente, al año le dieron el alta.

“En la vida, lo malo siempre pasa”

Franco, Florencia y Lola hoy
Franco, Florencia y Lola hoy Crédito: Estrella Herrera. Producción Estudio B.O.A.

Hoy vivo en Congreso con Lola, mi hija de 11 años, y con Lucas, mi pareja desde hace ya 7 años. Él, a su vez, tiene dos hijas, una de 14 y otra de 12, y juntos somos una familia súper ensamblada. Mi hijo, que ya tiene 25, vive solo y es empleado público. La verdad es que no me arrepiento de nada. Franco vino a encaminarme y a darme amor y me hizo ser lo que soy hoy: una mujer mucho más segura y madura de lo que hubiera sido sin él. Su enfermedad, además, me enseñó a ser valiente. Si pienso en el futuro, lo que más me preocupa es la adolescencia de Lola, porque Franco fue tan bueno que me da pánico que ella me haga pasar las de Caín. Lo único que quiero es que mis hijos sean felices y que aprendan que, en la vida, lo malo siempre pasa, así que lo mejor es no hacerse tanto problema.

¿Te pegó fuerte como a nosotras esta historia? ¿Qué es lo que más te movilizó? También te pasamos cómo les fue a otras mujeres que compartieron sus historias de vida con nosotras: 7 años después: en 2011 Jimena congeló óvulos y ahora nos cuenta qué decidió y 8 años más tarde: en 2010 Juli se puso de novia por Facebook... ¿cómo le fue?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.