El arzobispado de Paraná les prohibió a los curas estar a solas con chicos

Buscan evitar los abusos
Buscan evitar los abusos Fuente: LA NACION
(0)
6 de abril de 2018  • 12:24

El arzobispado de Paraná, Entre Ríos, difundió una serie de normas para evitar los abusos sexuales en su jurisdicción. La normativa exige a los curas evitar esta a solas con niños y establece que la confesión se debe hacer la puerta de la sacristía siempre abierta. Esta reglamentación no tiene antecedentes en la Iglesia argentina.

El protocolo, que dio a conocer el diario Clarín, establece que los religiosos deben abstenerse de "realizar cualquier insinuación, comentario o chiste sexual delante de menores o adultos vulnerables; poseer o exhibir cualquier material sexual o pornográfico; consumir o estar bajo la influencia de alcohol, drogas o utilizar lenguaje vulgar; involucrarse en conductas sexuales secretas o manifiestas, y dar o recibir regalos personales o desproporcionados".

Sobre el contacto físico, advierte: "Si es el menor o el adulto vulnerable quien inicia gestos como un abrazo, la respuesta debe ser sobria, breve y apropiada, y siempre en lugares públicos y delante de otras personas".

Y se establece que un religioso "nunca puede permanecer a solas con un menor o un adulto vulnerable en una habitación o ámbito cerrado. Cuando esto no sea posible, la reunión tendrá lugar con la puerta al menos semiabierta o asegurándose de alguna manera la posibilidad de ser vistos en todo momento".

El protocolo del arzobispado de Paraná surge luego de numerosos casos de abusos sexuales a menores que se produjeron tanto en la Argentina como en otros países.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.