0

Las series que no sabías que están basadas en libros

Curiosidades en Serie - 6 de abril 2018

2:31
Video
Silvina Ajmat
0
6 de abril de 2018  • 19:21

Dexter

La popular serie de televisión que cumplió ocho temporadas al aire y cosechó miles de fans en el mundo dejó de emitirse en 2013, pero el mito de su personaje central sigue vivo en videojuegos que atraen a nuevos seguidores. Dexter Morgan, el asesino serial que dio nombre y repercusión al show, es un personaje que atrapa de inmediato al público y está basado en el protagonista de la saga del escritor noir Jeff Lindsay, que comienza con la novela El oscuro pasajero. En ella, un forense especializado en sangre se revela además como un psicópata justiciero asesino de asesinos prófugos.

Haven

Haven, que puede verse en la plataforma de streaming de SyFy, es una de las tantas ficciones inspiradas en un libro de Stephen King. En este caso, los creadores de la serie tomaron el argumento de Colorado Kid, escrita por el prolífico autor en 2005, para crear esta historia, cambiando algunos personajes: los protagonistas de la versión original eran periodistas, mientras que en Haven veremos a dos policías que ayudan a los habitantes de una ciudad de Maine a afrontar distintos sucesos sobrenaturales que ponen su vida y la del pueblo en riesgo.

True Blood

La serie sobre vampiros que cautivó al público durante siete temporadas se inspiró en la saga de 13 libros de la escritora estadounidense Charlaine Harris, titulada como Los misterios de los vampiros del sur, pero más conocida por el nombre de la protagonista, Sookie Stackhouse.

House of cards

Que esta serie tuvo una versión anterior, la House of cards británica, emitida por la BBC en 1990, no es ningún misterio. Se sabe que la historia de un candidato que busca la presidencia dejando en un cajón todo tipo de escrúpulos es un éxito casi asegurado. Pero antes de su versión televisiva británica, hubo un libro que abrió la caja de Pandora de la verdad detrás de los políticos. La trilogía House of cards fue escrita por Michael Dobbs, un político del partido conservador del Reino Unido, que se hizo célebre como escritor best seller por esta historia cuyo protagonista, Francis Urquhart, fue la base para construir a Frank Underwood.

En el primer capítulo de la versión de Netflix hay, de hecho, varios guiños al texto original, como la muy repetida ironía de Francis Urquhart que hoy es latiguillo muy común para los angloparlantes: "You may very well think that; I couldn't possibly comment", que podría traducirse como "Usted puede pensar eso; yo no podría hacer comentarios", una interesante paradoja, sin dudas muy propia de la política. Sin decir que está en desacuerdo con la afirmación de su interlocutor, no quedan dudas de que quien pronuncia esta frase lo está.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.