0

Empezar de abajo y llegar a ser el número uno de la compañía

Las experiencias de quienes crecieron dentro de las organizaciones
0
8 de abril de 2018  

Nadie sabe cuál es la fórmula del éxito empresarial, pero aquellos que llegaron a los primeros puestos en sus organizaciones se animan a contar su experiencia con la idea de revelar qué fue lo que marcó la diferencia desde sus primeros trabajos.

El gerente general de Havanna, Alan Aurich, comenzó a trabajar en McDonald's (a cargo de las papas y las hamburguesas) el día en que terminó el colegio secundario. Trabajó durante 18 años, hasta que en 2005 fue convocado por Havanna, organización que lidera desde 2008. "Si uno trabaja en una organización con la oportunidad de ir creciendo, no se da cuenta de que pasa tanto tiempo. Cambiar de áreas y de roles rompe con la rutina. El desafío de las empresas hoy es hacer que el trabajo sea divertido", afirmó Aurich. En su experiencia, las organizaciones son distintas con la llegada de las nuevas generaciones: "Cambió cómo nos ponemos de acuerdo en ir para determinado lado; antes, si un jefe marcaba el rumbo no se cuestionaba y hoy eso no funciona", subrayó.

Estuvo de acuerdo con él Christoff Poppe, country manager de United Airlines en la Argentina. "Es natural de la generación [de los millennials] generar debate y eso tiene un impacto positivo en el trabajo en equipo. Históricamente había departamentos mucho más separados, los millennials rompen esos hilos y se permite la discusión", sostuvo. Poppe comenzó su carrera hace 25 años como despachante del check in y, desde entonces, siempre tuvo el foco puesto en aprender. "Esta es una industria rica y global y mi actitud fue tal que si estaba en un puesto tenía que pasar el 80% del tiempo aprendiendo y, si no, moverme a otra cosa", expresó.

Hace 31 años, Alejandro Yapur entró a trabajar en McDonald's limpiando los baños y en la cocina. Su intención era juntar plata para ir a la costa. Hoy es el presidente de la división Sur de Latinoamérica para Arcos Dorados. Desde que llegó al puesto hay un nuevo modelo de liderazgo: "Pasamos de una cultura del compromiso a una del entusiasmo, los líderes son los que tienen que cambiar para motivar a las nuevas generaciones", señaló. En su opinión "todos trabajamos por un propósito, pero las nuevas generaciones exigen integrarse en una organización que les permita hacer un cambio".

Alexia Keglevich, hoy CEO de Assist Card también empezó muy joven a trabajar y dio varios pasos antes de llegar a la cima de la compañía. A los 16 años tuvo su primer empleo en el rol de mensajería de una agencia de viajes: "No sabía hacer absolutamente nada y a todo decía que sí", recordó con una sonrisa. Con respecto a su recorrido, que involucró un momento de partida de la empresa familiar (para luego volver), comentó: "Hubo muchísimo dolor como el que los pediatras dicen que hay en el crecimiento. Lo que no te mata te endurece. Mirando para atrás todo tiene sentido, pero en su momento fue mucho esfuerzo, sacrificio y pelea familiar. Hoy no hay más peleas y la empresa ha crecido exponencialmente, rescatando los valores y la cultura de la ayuda", concluyó.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.