Argentina-Chile, Copa Davis 2018: Diego Schwartzman le ganó a Nicolás Jarry y la serie se define en el quinto punto

Davis Cup - Argentina vs Chile Davis Cup
  • 6
  • 6
  • -
D. Schwartzman ARG
  • 4
  • 4
  • -
Nicolas Jarry CHI
Sebastián Torok
(0)
7 de abril de 2018  • 18:00

SAN JUAN.- Diego Schwartzman le ganó a Nicolás Jarry en San Juan e igualó la serie entre la Argentina y Chile, que se definirá en el quinto punto.. El Peque venció a Nicolás Jarry, que acababa de ganar en pareja el punto de dobles para su país luego de 3 horas de juego, y tuvo que volver a la canchas para este partido. Al final, después de luchar y con un juego irregular, el argentino se llevó el match por 6-4 y 6-4.

El Peque ganó el sorteo y eligió recibir. La devolución, se sabe, es uno de sus mejores recursos. Enfocado, el argentino le rompió el saque al chileno en el primer game (1-0). Schwartzman sostuvo su servicio (2-0) y le volvió a quebrar el servicio a Jarry (esta vez, en cero). El jugador de casi dos metros, algo disminuido físicamente después de jugar tres horas en el dobles, salió a arriesgar y tirar escopetazos. Muchos los falló, otros los acertó.

En apenas trece minutos, Schwartzman se adelantó 4-0. Pero como en la Copa Davis nada está dicho hasta el último momento, Jarry, que parecía como un boxeador groggy, le quebró el saque al Peque en el sexto game y se acercó (4-2). Sin embargo, el número 15 del mundo se tranquilizó, empezó a mover a Jarry de punta a punta y, a los 42 minutos de partido, se quedó con el primer set por 6-4.

Segundo set

Jarry, que tiene pasta y condiciones de gran tenista, no se amedrentó pese a la desventaja y continuó con la misma estrategia agresiva del arranque, aunque ahora con mucha más claridad. En el cuarto game, con Schwartzman al saque, el chileno insistió e insistió tanto que concretó el break en la quinta oportunidad que tuvo y se adelantó 3-1. El Peque, fastidioso, perdió un poco de pimienta. Así y todo, la diferencia entre ambos fue muy pequeña y Schwartzman, de mucha más experiencia que Jarry, entendió que debía serenarse y volver a su patrón de juego inicial. De inmediato, el Peque le quebró el servicio a Jarry (3-2 arriba el chileno). Sin embargo, una vez más el argentino cedió su saque (4-2).

Los nervios jugaron un papel fundamental en el partido. La tensión entumece los músculos y hasta los pensamientos. Jarry sacó 40-30 para adelantarse 5-2, pero Schwartzman consiguió un nuevo quiebre y se aproximó (4-3). Equiparó el marcador con su saque (4-4) y levantó al público. "¡Diegooo, Diegooo!", se escuchó. Y volvió a quebrarle el servicio a Jarry, que definitivamente ya estaba sintiendo el cansancio.

A la hora y 38 minutos de acción, en su cuarto match point, el Peque Schwartzman, que tantas veces padeció jugar la Davis, hizo delirar al público argentino en el Aldo Cantoni al cerrar el match con un 6-4 y 6-4 que mantiene con vida al equipo capitaneado por Daniel Orsanic.

El ganador de esta serie avanzará a los partidos de repechaje para el ingreso al Grupo Mundial 2019, que se disputarán en septiembre próximo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.