El PJ, entre la tragedia, la farsa y la resurrección

Claudio Jacquelin
(0)
7 de abril de 2018  

La Argentina tiene 155 ciudades con más de 45.000 habitantes. Pero solo una de ellas puede ser dos veces sede de un hito de la política argentina del siglo XXI. Al menos con eso se ilusiona la dirigencia del peronismo federal, que eligió Gualeguaychú como punto de partida para un futuro electoral posible.

Ahí mismo, hace exactamente tres años y siete días, se consolidó la plataforma que llevó a Macri al gobierno. El 14 de marzo de 2015 la convención radical votó por sumarse a Pro y a la Coalición Cívica, en lugar de aliarse a Sergio Massa, cuyo proyecto presidencial quedó herido de muerte y hoy tiene a su gente remando adversidades en Entre Ríos.

Casualidad y facilidades logísticas esgrimen los peronistas para explicar la elección de Gualeguaychú, pero muchos creen ver en la decisión algo de cábalas y sueños de revancha. ¿O será una intento de conjurar la máxima marxista que dice que la historia ocurre dos veces, una como tragedia y otra como farsa?

Por ahora solo se puede constatar que lo que ya sucedió es la tragedia de la pérdida del poder.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.