Falleció el humorista Martín Rocco a los 61 años

Martín Rocco fue un pionero del stand up en Argentina, y uno de los principales responsables de popularizar ese género en el país.
Martín Rocco fue un pionero del stand up en Argentina, y uno de los principales responsables de popularizar ese género en el país.
(0)
6 de abril de 2018  • 23:47

El humorista Martín Rocco falleció el día de hoy a causa de un infarto, según pudo confirmar LA NACIÓN. Tenía 61 años. El comediante fue uno de los grandes precursores del stand up en Argentina, y hace casi veinticinco años se dedicaba al humor en todas sus formas: desde monólogos hasta guiones. Luego de una carrera dedicada a la publicidad, con más de tres décadas cumplidas decidió poner sus fuerzas en su verdadera vocación, el hacer reír.

Rocco también formó parte del grupo de monologuistas Cómico 4, y su carrera profesional lo llevó incluso a trabajar en radio. En televisión y como intérprete, tuvo participaciones en populares tiras como Hechizada, Casados con hijos y Ciega a citas.

Una vida dedicada al humor

Rocco nació en Uruguay, y tenía su vida profesional muy encaminada cuando se animó a cambiarlo todo. Su trabajo como creativo publicitario era ampliamente reconocido, y por su desempeño en ese rubro obtuvo importantes premios. Pero el amor por el humor vivía de manera muy fuerte en su interior, y fue así como con más de 35 años decidió obedecer a su pasión y renunciar a su empleo. Martín arriesgó todo por la comedia, y se tiró a la pileta sin saber qué le depararía su futuro. En una nota brindada a LA NACIÓN en abril de 2013, el humorista recordó esas épocas: "Me subí a un escenario por primera vez cuando tenía 36 años. Era grande ya. Eso es interesante, que uno pueda decir: "Esto no lo quiero hacer más"... Cuando recién empezaba, hice una transición para dejar la publicidad, hacía algunos free lance, pero ya no era empleado en una empresa. Hubo un momento en el que no tenía un mango. Comía polenta, que era lo más barato, o arroz, pero con sal; ni queso rallado le ponía".

Con el paso del tiempo, Rocco ganó prestigio y se convirtió en un humorista de humoristas. Su pasión y talento por el stand up (cuando a ese tipo de números se los llamaba simplemente monólogos) lo llevó incluso a dar clases, y entre sus alumnos se encontraron reconocidas figuras como Sebastián Wainraich o Aníbal Pachano. Como en el futuro harían muchos de sus colegas, Rocco encontraría en la cotidianeidad la materia prima ideal para hacer reír: "La obsesión mía es con lo cotidiano: la góndola, el consumismo, un poco también por el ámbito de donde vengo... En un momento dije: ¿Voy a ser siempre el monologuista de la góndola? Y empecé a hablar más de mí (.). Un actor en el escenario se puede desnudar, pero el estandapero lo que hace es desnudar su alma. Salís vestido, pero decís lo que te duele o lo que te pasa. Si lo que hago no le gusta a nadie, soy yo el que falla."

Martín Rocco, Ascensores, Comico 3, 2007

17:03
Video

Pronto el talento de Rocco lo llevó a expandir su campo de trabajo y encontrar que el teatro solo era un lugar más en el que podía desplegar su humor. Como guionista, Martín escribió para varios ciclos muy populares como el antiguo Show de Videomatch, Mar de fondo e Infómanas. Delante de cámara, estuvo en Medianoche de un día agitado, o las ya mencionadas Hechizada y Casados con hijos. En cuanto a la radio, pudo trabajar en varias emisoras como La red y Mega. Uno de los últimos trabajos que realizó el comediante fue en el film El Kiosco, protagonizado por Pablo Echarri y aún pendiente de estreno en las salas locales.

Rocco fue uno de los humoristas más importantes de Argentina, y su vocación y talento lo llevó a vivir de lo que realmente amaba hacer: "En un momento de mi vida me di cuenta de que sólo podía ser feliz si hacía cosas que me gustaban. Y se lo transmití a mi hijo: «Mirá, la mayor parte de tu vida adulta vas a pasarla trabajando, ¿le vas a poner las pilas a un laburo cualquiera para tener quince días de vacaciones y decir: ¿ahí disfruto?'»... Yo, cuando viene el día del show, estoy con ganas de ir al laburo, ¿cuánta gente puede decir eso?".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.