Los cien años de la Escuela Argentina Modelo

Escuela Argentina Modelo
Escuela Argentina Modelo Fuente: Archivo
Daniel Balmaceda
(0)
10 de abril de 2018  • 00:56

Fue el año en que se inauguró el Balneario de Costanera Sur. El año en el que Carlos Villate legó su quinta de Olivos al Estado argentino y que Constancio C. Vigil fundó Editorial Atlántida. Que se terminó la construcción del Colegio Nacional de Buenos Aires, obra de Norberto Maillart. Ese año, 1918, en que argentinos y chilenos conmemoraron el centenario de la batalla de Chacabuco. También en el orden internacional, la Primera Guerra Mundial daba sus últimos coletazos.

El mundo estaba cambiando. Y la Argentina también. En el año 18, dos profesores de vasta experiencia, Rosario Vera Peñaloza y Carlos María Biedma, iniciaron un proyecto ambicioso. El miércoles 10 de abril, en el barrio porteño de Retiro, en una casona ubicada en Juncal entre Libertad y Cerrito, comenzó su actividad la Escuela Argentina Modelo.

Contaba con cincuenta alumnos, entre varones y mujeres. El primario y también el secundario de las niñas sería supervisado por la directora Vera Peñaloza, mientras que el primario de los varoncitos quedaría en manos del director Biedma.

La obsesión de ambos por generar una pedagogía de vanguardia, los llevó por el camino de la innovación. Ningún detalle quedó al margen. Biedma se encargó hasta del diseño de los bancos: quería que sus alumnos se sintieran cómodos en el aula.

Dramatización de la llegada de Pedro de Mendoza, en el Centro de Deportes de la EAM, en 1936.
Dramatización de la llegada de Pedro de Mendoza, en el Centro de Deportes de la EAM, en 1936. Fuente: Archivo

En 1920, los varones se mudaron de Juncal a Callao 868. La escuela de niñas prosiguió solo por tres años más y la maestra riojana volvió a cumplir funciones docentes en el Estado. En 1925, mientras Biedma se iba de Callao y buscaba una sede definitiva, vendió la casona original al colegio Mallinckrodt y estableció a los alumnos a la vuelta, en Libertad y Juncal, en forma provisoria.

Ya definido el terreno (Riobamba y Santa Fe), Biedma trabajó a la par del arquitecto Estanislao Pirovano y el ingeniero Raúl Ortiz de Rozas para crear un edificio que no fuera austero y solemne, sino alegre y familiar.

Su inauguración tuvo lugar el 15 de diciembre de 1926 y contó con la presencia del presidente de la Nación, Marcelo T. de Alvear (el destino quiso que la calle que pasa por la esquina del colegio termine llevando su nombre). También estuvieron presentes los ministros de Relaciones Exteriores, Ángel Gallardo y de Instrucción Pública, Antonio Sagarna. Los padrinos del edificio fueron Susana Castex de Apellaniz y Tomás E. Estrada. ¿Quién fue el alumno elegido para dar un discurso en representación de sus compañeros? Abel Avogadro, abuelo de Enrique Avogadro, el actual ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.

Luego del acto, todos hicieron el recorrido, guiados por Biedma, quien aprovechó para explicarles el por qué de cada espacio; desde la Mesa Escolar Biedma (genial idea para que los alumnos armen una clase frente a una gran maqueta diseñada por ellos) hasta la histórica reja que adornaba el patio central que perteneció a la casa de Vicente López y Planes.

La Modelo (como le decimos quienes tuvimos el privilegio de estudiar allí) ha sido una fuente de innovaciones. Como el centro de deportes, de 1922, ubicado en Olleros entre Libertador y la estación Lisandro de la Torre (antes avenida Vertiz y la estación Golf) donde recreó mapas, como el de la Argentina. Fue muy recordada la dramatización del desembarco de Pedro Mendoza, al cumplirse cuatrocientos años en 1936.

¿Será verdad que durante un tiempo el director Biedma colocó micrófonos en las aulas para supervisar desde su despacho el dictado de clases, sintonizando una frecuencia radial? Lamentablemente, ya no tenemos a nuestro querido profesor Diego A. Del Pino para despejarnos la duda. Del Pino, Mantovani, Ratto, Gelly y Obes, van Gelderen, Herz, Calzetti. Ellos son apenas un puñado de la lista de los grandes profesores que han formado generaciones de alumnos, los que cada 10 de abril se reúnen para cantar:

Eres Escuela de vida, Modelo de virtud y honor.

Eres Escuela Argentina, noble y fiel en tradición.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?