"Vemos con preocupación la situación en Brasil", dijo el ministro Rogelio Frigerio

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio en la redaccion de LA NACION durante una entrevista
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio en la redaccion de LA NACION durante una entrevista Fuente: LA NACION - Crédito: Enrique Villegas
(0)
7 de abril de 2018  • 13:37

El ministro de Interior, Rogelio Frigerio , sostuvo hoy que el gobierno nacional "ve con preocupación" la situación generada en Brasil a raíz de la inminente detención del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva , condenado por el delito de corrupción, y confió en la "fortaleza institucional" del país vecino para superar la situación.

"Vemos con preocupación la situación en Brasil y esperemos que pueda rápidamente resolver este tema institucional que lleva mucho tiempo", dijo Frigerio en diálogo con FM Milenium.

El funcionario nacional destacó que "es muy importante que Brasil esté bien, que crezca", al considerar que su bienestar "tiene un impacto muy favorable en la economía de la región y de nuestro país".

"Confiamos en la fortaleza institucional de nuestro principal socio comercial y que haya tranquilidad institucional para poder sostener este proceso de recuperación de la economía y de la situación social que se viene viendo en los últimos meses", aseveró el titular de la cartera política.

Lula fue condenado por el Tribunal Supremo de su país a 12 años de prisión, acusado de los delitos de corrupción leve, lavado de activos y tráfico de influencias.

Agencia Télam

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.