El vestido elegido por Soledad Rodríguez para su casamiento con Guido Kaczka

La novia optó por un modelo blanco de corte sencillo, con una sensual abertura
La novia optó por un modelo blanco de corte sencillo, con una sensual abertura Fuente: Archivo - Crédito: Grosby Group
(0)
8 de abril de 2018  • 09:17

Guido Kaczka y su pareja, Soledad Rodríguez, tuvieron su esperada gran noche. Luego de más de cinco años juntos y dos hijos en común, los novios oficializaron su relación en una boda mágica, cuya fiesta se realizó en el salón Versalles del Hotel Alvear, con cerca de 200 invitados, entre los que se encontraban los pequeños Romeo - hijo de Kaczka fruto de su relación con su primera esposa, Florencia Bertotti - y Helena y Benjamín, los niños que el conductor tuvo con Rodríguez.

Los novios, felices en su gran noche
Los novios, felices en su gran noche Fuente: LA NACION - Crédito: Gerardo Viercovich

Mientras que para la noche Guido eligió un esmoquin hecho a medida de Rochas - con zapatos de charol -, su esposa se inclinó por un vestido blanco de corte sencillo, que presentaba una sugerente abertura a un costado, con los hombros al descubierto.

Pano detalle del ramo
Pano detalle del ramo Fuente: Archivo - Crédito: Grosby Group

Asimismo, el vestido de Rodríguez tuvo un impecable detalle: un cintillo bordado de cristales a juego con la terminación del escote. El ramo, a su vez, también iba a tono con la sencillez del look general, que la novia supo llevar con mucha naturalidad.

Guido Kaczka y Soledad Rodríguez
Guido Kaczka y Soledad Rodríguez Fuente: Archivo - Crédito: Grosby Group

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.