0

Masters de Augusta. El día que Rory McIlroy y Patrick Reed se gritaron birdies en la cara en la Copa Ryder

Rory McIlroy y Patrick Reed, la batalla de la Copa Ryder que se reeditará hoy en el Masters, pero bajo otra modalidad
Rory McIlroy y Patrick Reed, la batalla de la Copa Ryder que se reeditará hoy en el Masters, pero bajo otra modalidad
Gastón Saiz
0
8 de abril de 2018  • 11:49

AUGUSTA.- A Patrick Reed y Rory McIlroy les llegó hoy la gran oportunidad de atrapar el Masters por primera vez en sus carreras. Con un total de 202 (-14), el norteamericano le lleva tres golpes al norirlandés y ambos animarán el último grupo desde las 15.40 de la Argentina, con transmisión en vivo de ESPN. Mientras Reed busca su primer Major, Rory quiere alzarse con el último major que le falta para unirse a los cuatro ganadores de torneos grandes y ser el primer europeo en hacerlo. En el sitial están Ben Hogan, Gene Sarazen, Jack Nicklaus, Tiger Woods y el sudafricano Gary Player.

Hay quienes circunscriben este duelo a una pulseada entre Estados Unidos y Europa, pero el público norteamericano presente en Augusta National querrá, ante todo, ser testigo de un buen show. En este contexto, está muy fresco el recuerdo del match entre ambos en la Copa Ryder 2016 que se disputó en el Hazeltine National Golf Club, Chaska, Minnesota. Bajo una atmósfera mucho más apasionada y desatada que en el Masters, los dos entablaron un combate que quedó en la memoria por su paridad y el sinnúmero de emociones.

El partido se convirtió en una olla a presión y alcanzó el grado máximo en el par 3 del 8, cuando ambos se contestaron con birdies. Primero, McIlroy embocó un largo putt y le gritó a todo el público local: "¡No los puedo escuchar, no los puedo escuchar!". Reed estaba obligado a igualar ese hoyo y no falló, pero no solo eso: señaló a Rory y gritó su acierto a los cuatro costados. El norirlandés reconoció su gran putt, sonrió y se felicitaron amistosamente chocando los puños, poco antes de continuar la batalla en el hoyo siguiente. Finalmente, Reed se quedó con ese match por 1 arriba y aportó para el triunfo final de Estados Unidos, conducido por Davis Love III, que se impuso 17 a 11 a Europa, liderado por Darren Clarke.

Ayer, cuando le recordaron aquel duelo, Reed comentó con un tono de broma: "Será más calmo, en la Copa Ryder podés hacer muchas más cosas que en Augusta National". Y agregó: "Fue uno de los mejores matches que hemos jugado y probablemente uno de los más desgastantes". En tanto, McIlroy opinó: "No será tan intenso como aquella vez, pero el recuerdo se hará sentir".

Aquel duelo en el hoyo 8 de la Copa Ryder

Lo que espera este domingo en el Masters

El tablero del Masters

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.