Pity Álvarez llegó 8 horas tarde a Tucumán y el show de Viejas Locas terminó con incidentes

El público, enfurecido, prendió fuego una torre de sonido. Además, se robaron instrumentos y equipos
El público, enfurecido, prendió fuego una torre de sonido. Además, se robaron instrumentos y equipos Crédito: @SDROCK/Twitter
Después de esperar el arribo del grupo, parte del público incendió una torre de sonido y se robó instrumentos y equipos. El cantante pisó el escenario a las seis de la mañana y se fue abucheado.
Juan Barberis
(0)
8 de abril de 2018  • 15:51

El esperado regreso de Viejas Locas, previsto para ayer a la noche en el Club Argentinos del Norte de San Miguel de Tucumán, terminó en escándalo. Después de esperar el comienzo del show durante más de ocho horas, un sector del público prendió fuego la torre de sonido y se robó equipos e instrumentos. Pity Álvarez pisó el escenario a las 6 de la mañana acompañado por personal seguridad, pero el clima de tensión en el predio ya era irreversible.

La puntualidad nunca fue un gesto de Pity Álvarez para con su público. Ayer, en lo que suponía el regreso de Viejas Locas después de un año y 5 meses, la gente, que empezó a ocupar el predio a las 18 horas, comenzó una larga espera que se prolongaría hasta poco antes del amanecer. Recién a la 1:30 de la mañana, cuando crecían los rumores de que Álvarez todavía no había llegado siquiera a Tucumán, un video del cantante en clave humorística proyectado en las pantallas, lo confirmaba: "Les habla el Doctor Álvarez para todo Tucumán", dijo Pity. "Chicos, tuve un gravísimo problema, así se los puedo contar en un ratito (sic). Puedo llegar en una hora y media. Estoy en Buenos Aires yéndome en un avión privado."

Según se informó, Pity Álvarez habría salido de Buenos Aires en un avión privado a la 1:30, pero recién llegó al predio a las 4 de la mañana para encerrarse en su camarín durante más de una hora. Cuando hizo su aparición en escena tirando besos y acompañado por personal de seguridad, el público, que había pagado la entrada a 700 pesos y llegado de diferentes puntos del país, comenzó a abuchearlo y a tirarle diferentes objetos. Ante esa situación, el equipo técnico empezó a desmantelar el escenario y las torres de sonido intentando reducir los daños materiales. Sin embargo, según pudo saber Rolling Stone, se llegaron a robar computadoras y controladores del personal que maneja la parte visual de los shows de Viejas Locas, y a romper la consola de audio. Consultados por Rolling Stone, integrantes de la banda no quisieron hacer declaraciones.

"Les confirmo que el sábado voy a estar ahí", había dicho Pity Álvarez la semana pasada en una entrevista radial con Bebe Contepomi, en la que el músico contó sus planes para este nuevo regreso con Viejas Locas. "Va a ser un recital bastante bueno. Me encantaría ver un recital como el que pienso que va a ser el del sábado."

El caso más emblemático de disturbios ocasionados por la impuntualidad había sido el de Charly García en la edición del año 2004 de Cosquín Rock, cuando, después de pisar el escenario a las 5:45, sólo llegó a tocar cinco canciones y terminó abandonando la Plaza Próspero Molina con la recordada frase "El comandante Say No More anuncia que estamos en problemas". El público enfurecido rompió un vallado y empezó a tirarle piedras al personal policial, dejando el saldo de un herido.

Por el lado de Viejas Locas, el antecedente más recordado fue el de su regreso en 2009 en el estadio de Vélez Sarsfield, cuando los disturbios en las inmediaciones de la cancha, protagonizados por seguidores del grupo y la policía, dejaron un saldo de 30 heridos y 44 detenidos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.