Enrique Avogadro: "Hay algo positivo en pensar las políticas culturales en términos evolutivos"

El ministro habla del fin de las obras en el San Martín y del estado actual del Teatro Presidente Alvear
El ministro habla del fin de las obras en el San Martín y del estado actual del Teatro Presidente Alvear Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Alejandro Cruz
(0)
9 de abril de 2018  

El ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires es Enrique Avogadro, el tercero en algo más de dos años de gestión de Horacio Rodríguez Larreta como jefe de Gobierno. Lejos de su despacho en la Casa de la Cultura -la sede de su ministerio, que se analiza poner en venta o en alquiler-, atiende a LA NACION en el Centro Cultural Julián Centeya, fiel a su estilo de funcionario cuya mochila es su despacho.

Consultado sobre la puesta en valor del Teatro Presidente Alvear, que el mes próximo cumplirá cuatro años sin actividad, el ex número dos de Cultura de la Nación que dejó su cargo por diferencias con Pablo Avelluto, afirma: "Seguimos adelante con la idea de ponerlo en valor y reinaugurarlo. Diría que lo más relevante, y motivo de celebración es haber puesto el cartel de fin de obras en el Teatro San Martín. El Alvear es parte de una secuencia de inversión pública que estamos haciendo en muchos frentes".

-Antes había anuncios relacionados al Alvear. Después no se cumplían; pero había. Ahora no.

-Tenemos previsto seguir adelante con el proyecto y ya está en obra la Calle Corrientes, un proyecto gigantesco consensuado con la entidad que nuclea a los empresarios teatrales de ese circuito.

-En estos años perdieron continuidad, o estuvieron por perderla, varios festivales públicos: no se realiza el Festival Internacional de Circo, el Festival Danza Contemporánea estuvo a punto de no realizarse y Ciudanza un año no se hizo y el actual perdió su agenda por el cambio ministerial en Cultura. Mientras tanto, Polo Circo está sin programación de espectáculos.

-Buenos Aires es una de las ciudades que tiene más festivales públicos en el mundo. No veo como un problema estructural el tema de que algún evento puntual no se haya realizado. En el mapa de lo escénico apostamos a que el FIBA siga creciendo. Cambió su fecha [será en febrero en vez de octubre] y queremos consolidar la programación internacional y que recupere su presencia en la calle para que convoque a la mayor cantidad de gente posible.

-¿Habrá que entenderlo como una estrategia para revertir la baja de público que va teniendo?

-Creo que hay algo positivo en pensar las políticas culturales en términos evolutivos y no de continuidad/ruptura. En relación a la danza... y digo "danza", no sus festivales porque es un sector que nos interesa mucho. Hay un organismo como Prodanza que no solo distribuye fondos sino que piensa al sector. Para el Festival de Danza Contemporánea tomamos la decisión de que cuente con más presupuesto para ser coherentes con la postura de entender que es un sector que debe tener más visibilidad.

-¿Ciudanza?

-Prender la maquinaria de nuevo lleva su tiempo, pero no hay duda sobre su continuidad.

-¿Cuando sería?

-Ahora no tengo la fecha, pero se va a hacer. Respecto a Polo Circo está en funcionamiento porque la escuela tiene actividad. Me interesa esa disciplina como me interesan todos los ecosistemas, como el teatro musical.

-¿Quién dirige Polo Circo?

-Es parte de Programación Cultural en Barrios que estará en manos de Mora Scillamá, quien fue directora Nacional de Industrias Creativas y directora del Centro Metropolitano de Diseño.

-Cultura Unida presentó un proyecto de ley para subir el porcentual del presupuesto destinado a organismos de fomento. Eso no prosperó, pero tengo entendido que Proteatro logró un aumento de unos 5 millones.

-Eso va en línea de darle más relevancia a la cultura pública no estatal. Nos interesa que la gente vaya más al teatro y a centros culturales, sean públicos o privados. El presupuesto fue aprobado en diciembre, pero hicimos cambios para habilitar financiamiento adicional a Proteatro y estamos fortaleciendo al Fondo Metropolitano de Cultura.

-Aunque exista la subsecretaría de Políticas Culturales y Nuevas Audiencias, en el Teatro Colón, el Complejo Teatral y el Cultural San Martín no hay estudios sobre su público, algo que vos siempre señalaste como fundamental.

-Tener información es básico, no solo para el diseño de políticas públicas sino para el sector. Creamos un área que se dedica a relevar y procesar información cultural.

-Uno de las aspiraciones del Festival Único, aquel que reunió en el Colón a artistas populares bajo el formato sinfónico, fue el de crear nuevos públicos. ¿Qué te dejó Únicos?

-Fue una experiencia de mucho aprendizaje en términos de ampliación de audiencia. Permite ampliar fronteras y que se generen cruces. La discusión sobre el tema es importante, es necesaria. Ya no existe la lógica de alta y baja cultura del siglo XX. En todo caso, es la época del remix cultural, del contagio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.