0

Choque y caída: otro nuevo round polémico entre Marc Márquez y Valentino Rossi en el GP de la Argentina

Rossi y Márquez, otra vez en el centro de la discusión
Rossi y Márquez, otra vez en el centro de la discusión
Gabriel Tomich
0
8 de abril de 2018  • 20:20

TERMAS DE RIO HONDO.- El Gran Premio de la Argentina 2018 de MotoGP quedará como una de las carreras más insólitas, vibrantes y polémicas -gracias a un nuevo capítulo en la "guerra" entre Valentino Rossi y Marc Márquez - de todos los tiempos.

Rossi y Márquez suman un nuevo capítulo de su encono personal justo aquí, donde los que fueran grandes amigos comenzaron a odiarse por aquel famoso toque, en 2015, que terminó con el español en el suelo y el italiano en la cumbre del podio. El segundo round fue en Assen ese mismo año, con otra colisión en la última curva con nuevo triunfo de Rossi y gran enojo de Márquez. El catalán se tomó venganza en Australia y Malasia, haciéndole la vida imposible al italiano en la pista hasta que éste en Sepang lo encerró (con patada incluida) y lo hizo caer. Esto le valió a Rossi partir último en el decisivo GP de Valencia, lo que le impidió luchar por su anhelado décimo título mundial. Aquí sumaron un nuevo capítulo de desencuentros.

Todo parecía normal en la grilla de largada: las motos y sus pilotos rodeados de ingenieros y promotoras, los invitados VIP, las autoridades con sus chequeos y, de pronto, un revuelo general: los mecánicos regresando frenéticamente las máquinas a los boxes y con ellos toda la gente. Salvo el "poleman", el australiano Jack Miller, que no se movió de allí.

¿Qué había pasado? Antes que las motos salieran a la pista una garúa mojó el asfalto y decidió a los equipos a montar neumáticos para piso húmedo. Pero la llovizna cesó y todos, menos Miller (con cubiertas slick, para piso seco), regresaron a los boxes a cambiar las cubiertas sin permiso de las autoridades.

Según el reglamento, todos (menos Miller) debían largar desde la calle de boxes. Sin embargo, por la presión de los equipos, la dirección de la carrera reinventó el reglamento y organizó una nueva grilla con Miller adelante, ¡cinco filas vacías detrás! y luego el resto del lote tal como había clasificado. Insólito, inédito y al borde del papelón.

Para condimentar la extraña largada, al campeón mundial Marc Márquez se le detuvo el motor; como un poseído empezó a empujar su moto hasta arrancarla y volver a su puesto (cuando debió ir a los pits), demorando la largada. Esto le valió la primera de las dos sanciones del día: un "pase y siga" que lo llevó de la punta, que había alcanzado en el segundo giro, al puesto 20°, en el sexto. Al estilo Márquez (avasallador y muchas veces reñido con la ética) inició una remontada endiablada, en la que atacó sin misericordia a quien tuviese adelante.

La primera víctima fue Aleix Espargaró, que no terminó en el suelo de milagro. No corrió la misma suerte su archirrival Valentino Rossi, cuando a cuatro vueltas del final, Márquez lo chocó y sacó de la pista hasta que el italiano se cayó. Esto le valió al español la segunda sanción: 30 segundos de recargo por conducción peligrosa, que lo relegaron del 5° puesto al 18°, justo delante de Rossi.

Tras la carrera, Márquez y Alberto Puig, manager de Honda, fueron hasta el box de Rossi para disculparse, pero se encontraron con la furia del asistente y amigo del astro italiano Alessio "Uccio" Salucci quien, con ampulosos ademanes y gritos, no los dejó pasar más allá de la cortina del garaje. Luego, Rossi declaró que no le interesan las disculpas porque "Márquez está haciendo a este deporte aun más peligroso con sus maniobras sin límites".

El caos de la largada, el "affaire" Márquez y la pista abrió el juego para pilotos menos famosos. Así, Cal Crutchlow (Honda) sumó su tercer triunfo en MotoGP y alcanzó la punta del campeonato con 38 puntos. Completaron el podio Johann Zarco (Yamaha) y Álex Rins (Suzuki). En Moto2, ganó el italiano Mattia Pasini (Kalex)y en Moto3 triunfó por primera vez el italiano Marco Bezzecchi (KTM).

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.