0

Corazones en fuga

Diana Fernández Irusta
Fuente: Reuters - Crédito: Hannah McKay
0
9 de abril de 2018  

Podría ser solo un mural livianamente colorido; street art con un toque de pop, cierto aire naif. Los colores justos para enmarcar tan pero tan bien el paso decidido de la chica del gorro rojo, el bolso al hombro, el celular en la mano. Swinging girl en una ciudad que no, ya no es el swinging London que alguna vez fue. Parte de un mundo que jamás ejerció la inocencia. Quizás la adolescente londinense sepa de qué se trata este grafiti que ilumina el Borough Market, en la orilla sur del Támesis. Realizado por el artista callejero James Cochran, busca recordar, con imaginería de cuento de hadas, un día marcado por el horror: el 3 de junio del año pasado, cuando una camioneta embistió a las personas que paseaban por el lugar. Son ocho corazones, uno por cada víctima fatal de aquel atentado. Mientras tanto, las noticias de atropellos masivos siguieron y siguen sucediendo. Como un sistemático y agorero recordatorio de un tembladeral que no cesa.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.