0

Mató a balazos a su mujer y a sus hijos e incendió la casa

El acusado había dicho que había explotado el tubo de GNC de su auto; él mismo se quemó el cuerpo durante el hecho
0
9 de abril de 2018  

Una mujer de 31 años y sus dos hijos, de 8 y 11, fueron asesinados a balazos en su casa de Olavarría y por el triple crimen quedó detenido el esposo y padre de las víctimas, que resultó gravemente herido al querer simular que su familia había muerto en un incendio.

Fuentes policiales informaron a la agencia de noticias Télam que el viernes a la noche, cuando los bomberos acudieron a extinguir las llamas que consumían la casa situada en Pelegrino al 1400 hallaron en uno de los cuartos los cadáveres de Verónica Montenegro y de Ezequiel y Jazmín Ríos. Esa misma noche, Edgardo Ríos, de 48 años, fue llevado por Hugo, su hermano menor, al hospital municipal Héctor Cura, con el 65% del cuerpo quemado.

Según las fuentes, Ríos llegó a decir que la casa se había incendiado por la explosión del tubo de GNC de su Ford Falcon. Pero al cabo de las autopsias ordenadas por la fiscal Viviana Beytía se supo que Montenegro había recibido un tiro en la nuca; su hijo, uno en la frente, y su hija, tres en el pecho.

Según los investigadores, Ríos asesinó a su familia cuando dormían y roció con combustible la casa, en la que funcionaba un taller mecánico, para simular que las muertes se habían producido durante un incendio.

Ya les había llamado la atención el testimonio del hermano del sospechoso, que dijo que había escuchado la explosión desde su casa, a 30 cuadras de distancia. Luego de que las autopsias revelaran los homicidios, el menor de los Ríos fue detenido. Se sospecha que intentó descartar una carabina calibre .22 en unos pastizales que dan al fondo de su casa.

Esta arma y cinco teléfonos celulares de distintas marcas fueron secuestrados por la Policía Científica. Un vocero encargado de la pesquisa dijo a Télam que en las próximas horas se realizará un peritaje balístico para determinar si esa carabina fue usada en el triple crimen.

Ayer la fiscal Beytía aguardaba conocer la evolución de la salud del acusado para poder tomarle declaración indagatoria. Además, la funcionaria judicial procuraba establecer si existían denuncias previas de Montenegro contra su esposo por violencia de género o si allegados a la familia sabían si él los maltrataba a ella o a sus hijos.

En tanto, ayer a la tarde continuaron los procedimientos en la escena del triple crimen, donde los peritos buscaban elementos de prueba y los bomberos retiraron con una grúa el Ford Falcon del principal acusado, que había quedado dentro de la casa parcialmente quemado.

"Estamos buscando vainas servidas similares en el lugar del hecho para ver si coinciden con el calibre de la carabina que quiso hacer desaparecer el hermano de Ríos", concluyó un vocero consultado.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios