En marzo bajó la hacienda, pero subió 4,4% la carne al público

La suba al público se explica, según fuentes del sector, por mayores costos para frigoríficos y carnicerías
La suba al público se explica, según fuentes del sector, por mayores costos para frigoríficos y carnicerías
Gabriela Origlia
(0)
9 de abril de 2018  • 17:01

Bajó la hacienda, pero subió la carne vacuna al público. En marzo pasado, por la sequía los productores tuvieron que adelantar los destetes de los terneros y achicar las existencias de cabezas en sus campos. Así, el precio de los terneros se redujo entre 3 y 5 pesos por kilo, en tanto que en el Mercado de Hacienda de Liniers la baja de las cotizaciones en general promedió un 7,8%. Pese a la caída de la hacienda, en cambio aumentó un 4,4% la carne a los consumidores, según un informe de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra), que analizó la dinámica de precios en el Gran Buenos Aires en marzo versus febrero último.

Según dijo a LA NACION Miguel Schiariti, presidente de Ciccra, el incremento de los precios, el más importante a nivel mensual desde mayo de 2017, fue por una suba de costos tanto para los frigoríficos como las carnicerías. "La suba se justifica en el aumento de los combustibles, las tarifas y demás costos", dijo el dirigente de la entidad. Al margen del incremento mensual, en la comparación anual el precio promedio de los cortes de carne vacuna verificó un alza del 18 por ciento.

Pese al aumento al público, el consumo de carne vacuna no parece aflojar. De acuerdo al informe, en marzo último el consumo se ubicó en 58,3 kg/año, una mejora interanual del 4,3 por ciento, de acuerdo a Ciccra.

En su trabajo, la entidad consignó un impacto de la sequía sobre la producción ganadera. Hubo, indicó, un adelantamiento de los destetes de terneros y, por lo tanto, sobreoferta. En esa línea, su precio se redujo entre 3 y 5 pesos por kilo, aunque también el resto de las categorías tuvo la misma tendencia.

En el Mercado de Liniers, la baja de precios de marzo "anuló casi toda la mejora de febrero" y el precio promedio cayó 7,8% mensual para quedar en $27,758 por kilo vivo.

En términos interanuales, en tanto el valor promedio de la hacienda en pie mostró la menor suba en casi cinco años, con apenas el 3 por ciento. En esa comparación, los machos enteros jóvenes (MEJ) registraron la mayor suba, con un 10,1% anual y luego les siguieron los novillitos (9%); los novillos (8,8%), los terneros (8,3%), las vaquillonas (6,4%), los toros (4,2%) y las vacas, con 2,9% anual.

La baja de los valores de los animales en pie se combinó, según Ciccra, con un nuevo aumento de la cotización del dólar, lo que se tradujo en una retracción del precio promedio en esa moneda mayor aún.

En marzo la cotización del dólar subió 1,9% mensual y acumuló un alza de 30,5% con relación a abril del año pasado. Entre las puntas de ese período, el precio de la hacienda en pie pasó de US$1,748 por kilo vivo a US$1,371, una caída de 21,5%, según detalló.

En marzo, corrigiendo la faena por la cantidad de días hábiles-, subió 6% interanual, mientras que el ciclo ganadero se mantuvo en una posición neutral, es decir, sin liquidación ni recomposición de existencias.

Según Ciccra, en marzo la faena total fue de 1,076 millones de cabezas, 3,9% menor a la de marzo del año pasado sin corregir por días hábiles, que fueron menos por los feriados. La de hembras, en cambio, creció 3% y su participación en el total pasó al 44,5%, tres puntos porcentuales más que en igual mes de 2017. Por quinto mes consecutivo, las hembras representaron entre 44% y 45% del global faenado.

Schiariti planteó que, con las lluvias de entre 60 y 120 milímetros que cayeron en casi todo el país durante el fin de semana, "cambió el humor" del productor y permitirán que en unos 30 días empiece a crecer el pasto.

"Hasta ahora se anticipó el destete porque las vacas con ternero al pie tienen mayores requerimientos de alimentación y se vendieron vacas para poder limpiar los campos; con las lluvias no creo que se acelere ese proceso, por el contrario, se detendría", agregó.

Para Daniel Urcía, director ejecutivo de la Asociación de Frigoríficos e Industrias de la Carne, el precio de la hacienda estaba contenido por la sobreoferta producto de la sequía ya que los valores estaban atrasados respecto de la inflación y a la suba de costos en los diferentes eslabones de la cadena.

En su caso, duda que las lluvias sean suficientes para un rebrote importante de pasturas y apuntó que las recomendaciones de los especialistas son de prepararse para un "invierno duro" ante las posibilidades de heladas tempranas. "La situación de la ganadería es muy sensible y tal vez recién haya un repunte de precios importante en el segundo semestre", indicó.

En tanto, en un informe el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC) consignó que la faena de marzo fue 7% más alta que la de febrero. El promedio diario de animales superó a enero de 2018 y también fue el nivel más alto desde 2009 para marzo.

"La sequía ha incidido en este contexto, volviéndose a observar una elevada participación de hembras en el total sacrificado. Orilló el 45%, manteniendo el diferencial de tres puntos en relación a 2017, un porcentual que si bien no es alarmante, tampoco permitiría prever la expansión de las existencias ganaderas", expresó Mario Ravettino, presidente del Consorcio ABC. Agregó: "La seca afectó mucho y vamos a tener problemas con la materia prima. También observamos que los animales se están liquidando antes de tiempo, además de liquidarse hembras y también terneros que no llegaron al kilaje necesario".

Más allá del incremento de la carne vacuna al público, también aumentó el pollo en los mostradores, según Ciccra. Subió 1,8% mensual y en la comparación interanual el alza fue de 18,2%, igualando a la carne vacuna. En tanto, el valor de la carne porcina cayó 0,6% entre febrero y marzo.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.