Josefina Pouso sobre Roberto Pettinato: "Es un psicópata"

La panelista acusó nuevamente al ex Sumo de acoso y considera que debería estar preso
La panelista acusó nuevamente al ex Sumo de acoso y considera que debería estar preso Fuente: Archivo
(0)
9 de abril de 2018  • 18:41

La panelista Josefina Pouso volvió a hablar del presunto acoso sexual que asegura haber sufrido por parte de Roberto Pettinato , a quien considera un "psicópata" y "una lacra".

Pouso habló del tema en el programa Pamela a la tarde, aunque ya lo había denunciado en ocasiones anteriores, sumándose a la lista de ex compañeras del músico y conductor y mujeres como la periodista Fiorella Sargenti, Emilia Claudeville , Karina Mazzocco , Mariela Anchipi y Julieta Ortega , que lo señalaron como autor de iguales episodios.

"Se metía en mi camarín a tocarme, es una porquería de persona", dijo la panelista sobre Pettinato, quien este viernes estrena su homenaje a John Coltrane en Velvet Club y que conducirá un programa en Paraguay.

Josefina Pouso sobre Roberto Pettinato: "Es un psicópata"

10:03
Video

Ante la pregunta de la conductora, Pamela David , sobre qué siente cuando escucha o lee palabras de Pettinato en los medios, Pouso dijo que su deseo es que "no aparezca más": "Querés que estos tipos estén en cana o encerrados en su casa avergonzados, o que por lo menos nadie les hable y que sufran alguna vez en su vida lo que una sufrió".

Sobre si hay manera de revertir el daño, sostuvo que "esto no tiene forma de reparación". La reparación es poder decirlo, eso es absolutamente sanador; o que haya alguna persona que me diga: te creo o gracias porque ahora yo también voy a poder hablar", explicó.

"Si él te llamara al teléfono para juntarse y hablar, ¿aceptarías?", le preguntó Pamela David. "Petinatto es un psicópata y jamás va a llamar por teléfono a nadie ni va a asumir su error, porque no es un tipo que considere que lo que hizo está mal", respondió la afectada.

"Pero te juntarías con él", insistió la conductora. "Ni loca, de ninguna manera; yo el síndrome de Estocolmo no lo sufro. ¿Cómo me voy a juntar con mi victimario? ¿Para que me diga qué: perdoname? No me juntaría porque para él está perfecto lo que hizo y lo sigue sosteniendo al decir que nosotras somos un virus, y que le hacemos mal al feminismo y a la causa de la mujer".

Tras esto, Pouso cuestionó que se le siga "dando prensa a este tipo y trabajo", y fue tajante al dar su opinión: "Espero que se muera de hambre, que no haga un show más y que no tenga un solo espectador, porque ese va a ser su peor sufrimiento, cuando nadie lo vaya a ver; ahí se va a querer morir, porque lo que él siempre quiso es que lo reconocieran como un gran rey cuando él siempre fue la lacra allí donde estuvo: fue la lacra de Sumo -todo el mundo lo sabe y es con lo que carga toda la vida-".

Durante el programa televisivo, la psicóloga Alicia Crosa opinó al respecto:"Ella (por Pouso) está expresando una injuria muy severa y muy difícil. Hay una procacidad muy marcada de parte de hombres con poder de abusar de las mujeres; eso pasó siempre, pero ahora, con el ascenso y la pretensión que tiene la mujer de poder llegar a un lugar de prestigio y exhibición para progresar, eso se nota mucho más".

Josefina Pouso denunció a Pettinato por acoso hace ya varios años, "pero nadie le creyó, desestimada en su momento por lo de tener las piernas lindas y exhibirlas en un programa", recordó Pamela David, en su defensa. Ante esto, la panelista replicó: "Hoy tengo 40; las sigo mostrando y nadie hace conmigo nada que yo no quiera".

La psicóloga insistió en que no cree que exista mujer que en algún momento de su vida "no se haya visto envuelta en alguna situación con respecto al abuso, al intento de acceso más allá de la voluntad de uno de predisponerse a eso y que la hiciera sentirse culpable; uno tiende a pensar que de alguna manera lo propició, y eso hace que uno lo silencie".

Pouso coincidió en que "justamente lo que sucede es eso: una cree que de alguna manera es provocadora, que es parte de lo que hay que bancarse por estar en televisión, en un programa del prime time, y que, como supuestamente él me había puesto el mote de "piernas", yo me tenía que bancar eso y tenía que estar agradecida, pero todo eso hace que una se sienta avergonzada y no lo cuente desde ese lugar, porque crees, en algún punto, que es así y que te lo tenés que bancar".

Transcurrió ya casi una década desde que se produjeron los supuestos episodios que denuncia Pouso y hoy, ella se pregunta: "¿Y yo qué: sigo siendo piernas después de diez años? No, pero hay que tener coraje para hablar".

Desde el punto de vista de la psicóloga, lo que no se puede permitir es que "el ser bella o atractiva tenga un costo o un castigo en esta sociedad".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios