0

Con la meta de "preservar las fuentes de empleo y la sustentabilidad de la empresa" cerró la primera audiencia por la crisis de Carrefour

Fuente: Archivo
Francisco Jueguen
0
9 de abril de 2018  • 18:17

Luego de la presentación del procedimiento preventivo de crisis la semana pasada, ayer se realizó la primera audiencia entre el Gobierno, Carrefour y el Sindicato de Comercio en el Ministerio de Trabajo sin grandes anuncios. Allí se concluyó que, de cara al futuro, se realizarán los esfuerzos tendientes a "preservar las fuentes de empleo y la sustentabilidad de la empresa". La próxima reunión será mañana, según estimaron.

"Durante la misma, los representantes del Sindicato de Comercio y del Ministerio de Trabajo se interiorizaron sobre la situación de la empresa. Los presentes coincidieron en que se trató de una reunión muy productiva durante la cual de manera tripartita se mostraron predispuestos a trabajar en conjunto para preservar las fuentes de empleo y la sustentabilidad de la empresa", afirmó la cartera que conduce Jorge Triaca en un comunicado.

Según informaron, participaron por parte de la cartera laboral el secretario de Trabajo, Horacio Pitrau; el director nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Adolfo Saglio Zamudio, y Karina Palacios, directora nacional de Asociaciones Sindicales; los abogados Alberto Tomassone y Jorge Barbieri, del Sindicato de Comercio; mientras que la empresa estuvo representada por Leonardo Scarone, director de Asuntos Corporativos y Recursos Humanos, y Diego González, director de Relaciones Laborales.

Un participante de la negociación de ayer afirmó que hubo una propuesta de ajuste en puestos de trabajo por parte de la empresa, pero dijo que todo quedó a consideración de las partes, que no hay nada definido aún y que se buscará un acuerdo colectivo. "Lo de hoy [por ayer] fue la apertura formal del proceso", explicó la fuente. En la empresa, en tanto, indicaron que fue una "buena reunión".

LA NACION intentó comunicarse con los representantes del gremio, pero no obtuvo respuesta.

La compañía alegó en estos días que la crisis llegó de la mano de las caídas de las ventas minoristas en los hipermercados y supermercados en los últimos años, el avance del canal mayorista como preferido de los consumidores, el costo argentino, la informalidad de este sector a nivel local -de cerca del 60%, a lo que ayer hizo referencia el presidente Mauricio Macri en una entrevista con el diario español ABC- y un consumo minorista planchado. Esto determinó el desplazamiento de la cúpula de Carrefour Argentina, un conglomerado con 19.000 trabajadores y 500 sucursales en todo el país, a comienzos de este año.

El 23 de enero pasado Carrefour presentó su plan estratégico a nivel global. El programa consistía en un importante ajuste de personal en Francia y una "racionalización" de sus negocios en los territorios en los que tienen presencia, como la Argentina. Sin embargo, desde la firma francesa dijeron que ese plan no condicionó lo que pasa aquí.

El programa global lanzado por la firma busca "redinamizar su crecimiento" a través de "profundas transformaciones" basadas en cuatro pilares fundamentales: una racionalización de la sede central en Francia, con retiros voluntarios de 2400 personas; ganancias de productividad y competitividad (ahorro de costos por 2000 millones de euros), y una adaptación a las nuevas formas de consumo en Internet.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.