El acuerdo de Manchester City con Tinder y la influencia de la app en la NBA

Marcelo Gantman
Un dirigible de Tinder con los colores del City sobrevoló el estadio el Etihad Stadium para anunciar el acuerdo
Un dirigible de Tinder con los colores del City sobrevoló el estadio el Etihad Stadium para anunciar el acuerdo Crédito: Prensa Manchester City
(0)
9 de abril de 2018  • 23:59

Manchester City atraviesa una semana complicada como para pensar en citas. Viene de perder 3 a 2 contra Manchester United con una ventaja de 2-0 y este martes tiene que remontar un 0-3 con Liverpool en los cuartos de final de la Champions League. Seis goles sufridos contra equipos ingleses, en el clásico de la ciudad y en Europa. No son momentos para distraerse con Tinder.

El acuerdo hecho con la más conocida aplicación de encuentros mostró una vez más el costado creativo y curioso de un club que se mueve como una franquicia planetaria y busca sumar seguidores más allá de las fronteras del fútbol. Cuando Ferrán Soriano, CEO del City Football Club contó en Buenos Aires el modelo de negocios de la compañía lo definió como un activo que condensa tradiciones, contenidos y emociones. Vender fútbol bien jugado y hacer alianzas comerciales que escapan de lo habitual son parte de ese esquema. Con igual tratamiento para el plantel dirigido por Pep Guardiola como para sus equipos femeninos.

Manchester City y Tinder comparten características. Son globales. La aplicación de citas está disponible en 200 países, en 40 idiomas diferentes y el club tiene 400 millones de seguidores en todo el mundo. Los dos procuran conocer al detalle las preferencias de sus comunidades. Los ejecutivos apelaron a la consigna "The Perfect Match" al lanzar el acuerdo pensado para el día del partido contra Manchester United: la referencia era por el partido perfecto contra el adversario clásico y por otros significados de match en inglés (emparejar, armonizar, hacer juego), que son las definiciones que usa Tinder cuando dos personas se encuentran en la aplicación.

La aparición de Tinder en el mundo del deporte no es nueva. La comentó Pepe Sanchez en una entrevista con LA NACION y se vincula a un fenómeno registrado en la NBA registrado por Espn.com en marzo del año pasado. Un manager general de una franquicia, sin identificar, confió datos sobre la mejora de rendimiento de los equipos como visitantes en comparación con lo que sucedía hace 20 años, gracias al uso de la aplicación. En la temporada 97/98 el promedio de victorias de los locales era del 67.9 por ciento de los partidos, contra 57.4 por ciento de la pasada temporada. Y en los últimos diez años el promedio de triunfos fuera de casa pasó del 32 por ciento al 42,6 por ciento. Además se registran menos lesiones.

Son datos sensibles para atletas que durante la temporada regular de 82 partidos vuelan alrededor de 72.000 kilómetros y acumulan 140 horas en el aire. "Los jugadores duermen en promedio dos horas más que en esa época. No precisan ir a fiestas para lograr encuentros, respetan mejor los horarios. Ya no tienen la vida nocturna de los años ochenta y noventa. Corresponde hablar de la ´tinderización´de la NBA ", comentaba la fuente.

Pero las razones del acuerdo entre Manchester City y Tinder pasan por el marketing. Un paso más de un club que apuesta a la novedad constante para generar interacciones con sus fanáticos. El partido perfecto tendrá que ser, ahora, contra Liverpool. El título de la Premier League no parece correr peligro: según @InfoGolApp, analistas estadísticos de la liga inglesa, el City todavía tiene 11.9 por ciento de posibilidades de ser campeón con 102 puntos. Para sus fanáticos, recurrir a la aplicación, estará debidamente justificado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.