Dos rutas del vino alternativas en Argentina y Chile

A la derecha los varietales torrontés, crecen en forma de árbol, a la izquierda, los malbec, en vertical, en bodega El Esteco
A la derecha los varietales torrontés, crecen en forma de árbol, a la izquierda, los malbec, en vertical, en bodega El Esteco Crédito: Rubén Perles
Crónica y mucha data de dos viajes para conocer bodegas y aprender de viñedos, cepas, y varietales, además de deslumbrarte con la cordillera de Los Andes
Daniela Chueke Perles
(0)
12 de abril de 2018  • 18:53

Si te gusta la montaña, el sol y el vino, el enoturismo seguramente es para vos. Se trata de una modalidad de viajes que se basa o incluye recorridos por viñedos y visitas a las bodegas donde se elaboran los vinos que llegan a los mercados del mundo.

La ruta del vino más famosa de nuestro país es, sin dudas, la de de Mendoza, la principal zona vitivinícola de la Argentina pero no la única.

A lo largo de la cordillera y de la subcordillera de los Andes, se extienden plantaciones de vid y se elaboran vinos de distintas cepas, principalmente cabernet sauvignon y malbec, por lo cual también las oficinas de promoción y marketing turístico de estas zonas se ocuparon de trazar sus respectivas rutas del vino.

Es el caso de Cafayate, en Salta, cuna del torrontés (cepa con la que se elabora el vino blanco también así llamado) y de Colchagua, en Chile, que tiene una cepa exquisita, originaria de Francia, llamada carménère.

En Tucumán, la previa a la ruta del vino en Cafayate descansamos en el Howard Johnson Yerba Buena
En Tucumán, la previa a la ruta del vino en Cafayate descansamos en el Howard Johnson Yerba Buena Crédito: gentileza Howard Johnson

Estuvimos visitando ambas regiones, en un viaje personal y en otro familiar en el que también hubo caminatas por quebradas, expediciones y muchos platos y dulces regionales. Te contamos qué podés ver y te pasamos los mejores datos recogidos in situ.

Del lado argentino: Cafayate

Excursión caminata a Quebrada de las Conchas, 4 horas recorriendo las formaciones rocosas de la ruta 40
Excursión caminata a Quebrada de las Conchas, 4 horas recorriendo las formaciones rocosas de la ruta 40 Crédito: Daniela Chueke

El viaje arranco haciendo base en Tucumán, visitando una familia amiga y hospedándonos mitad en su casa en Yerba Buena, una zona tipo San Isidro a 20 minutos de San Miguel de Tucumán, llena de lugares para salir a la noche, shoppings a cielo abierto, casas de moda. Es una zona re top y tiene como marco el cerro San Javier, adonde los tucumanos y turistas suelen ir a hacer picnics, ciclismo, escalada y distintos paseos, los fines de semana. Otros dos días, nos hospedamos en el hotel Howard Johnson Yerba Buena, el más conocido de la zona, que tiene un restorán bar siempre lleno de gente en plan "juntada", porque también es un lugar que garpa mucho para salir. Hay happy hours, 2 x1 de cervezas artesanales y la comida es internacional y regional, con muy buenos precios, aunque es un hotel 4 estrellas.

De ahí nos fuimos en micro para Cafayate directo, son 5 horas en bus y el viaje es hermoso porque vas viendo como cambia el paisaje de húmedo y multicolor desde Tucumán hasta entrar en la zona de los Valles Calchaquíes que empieza a verse verde y marrón en infinitas gamas de solo esos dos colores. Y el cielo celeste intenso sin una sola nube enmarcándolo todo.

El cielo de la precordillera invita al astroturismo. En Cafayate con nuestro propio telescopio vimos la luna "de cerca" desde nuestro jardín a los pies de un cerro en la casa alquilada por Airbnb.
El cielo de la precordillera invita al astroturismo. En Cafayate con nuestro propio telescopio vimos la luna "de cerca" desde nuestro jardín a los pies de un cerro en la casa alquilada por Airbnb. Crédito: Daniela Chueke

En Cafayate nos tomamos un taxi hasta el barrio cerrado Las Vertientes, a los pies del cerro San Isidro , a unas 12 cuadras del centro del pueblo, fuimos en taxi, todos los taxistas cafayateños son imporvisados guias de turismo, amables y las tarifas, como todo queda cerca son muy accesibles. Ahí nos esperaba Nadine, la dueña de la casa que alquilamos por AirBnB, un sueño que nos sacó el aliento. Con ella nos recibieron sus dos hijas y Olivia una perra que enseguida nos adoptó como sus nuevos depositarios de cariño. Ahí desayunábamos pancakes con miel de caña, banquetes diversos, en el porche mientras escuchábamos el canto de los pájaros y las hojas de los árboles agitándose, con el imponente cerro ahí cerquita. Entendimos mucho a Nadine que dejó su Isla de Malta natal para venir a instalarse con su marido argentino a este lugar tan mágico.

A la hora de las excursiones fuimos por los viñedos y por las quebradas. Se puede decir que cualquier bodega, chica o grande, familiar o industrial, te va a ofrecer buenos torrontés, ya que esta variedad frutada y aromática es la uva insignia de Salta.

Pero también hay variedades de malbec, tanat, bonarda y cabernet, conocidos como “vinos de altura”, que fueron introducidas por bodegueros mendocinos. Los viñedos están situados, entre los 1600 metros, sobre el nivel del mar en Cafayate, hasta más de 2400 en las cercanías de Molinos, resultando vinos de gran carácter, fuerte personalidad y alta calidad con fragancias, coloridos y sabores únicos.

La uva torrontés es la uva insignia de Salta
La uva torrontés es la uva insignia de Salta Crédito: Rubén Perles

Desde el Sur de la Provincia de Salta, en la frontera con Tucumán, hasta las alturas de Colomé, y casi introduciéndose a la Puna, el coloreado de los Valles Calchaquíes, se disponen una docena de bodegas y aproximadamente dos mil hectáreas de viñedos, especialmente entre los departamentos de Cafayate, San Carlos, Angastaco y Molinos. Asi, la Ruta del Vino de Salta, a lo largo de la ruta 40, se extiende a través 200 kilómetros.

¿Qué ver?

Hacia las Cascadas del Río Colorado, una excursión para intrépidos en Cafayate
Hacia las Cascadas del Río Colorado, una excursión para intrépidos en Cafayate Crédito: Rubén Perles

Museo de la Vid y el Vino. Ubicado en el centro de Cafayate, este museo tiene toda la historia, las fotos, las explicaciones de la mayor actividad productiva de la región. Funciona de martes a domingo de 9 a 20; más info: 03868 42-2322.

Quebrada de las Conchas. Contratamos a una agencia de turismo local , hay dos que están situadas alrededor de la plaza central y que te contactás cuando llegás allá, no están mucho en internet. Fuimos en una combi con un guía cafayatense y un grupo de europeos, canadienses y argentinos de todas las edades, a recorrer distintos hitos de la precordillera, quebradas, formaciones rocosas, cavernas, hicimos un par de paradas para comer unas tortillas con queso que hace una señora en su granja, comprar un torrontés y jugar y sacarnos fotos con unas llamas, hermosas y cariñosas que se dejaban mimar. Después nos enteramos que los mismos paisajes sirvieron de locación para un video de Lali, el de la canción Una Na.

Hacia las Cascadas del Río Colorado, una excursión para intrépidos en Cafayate
Hacia las Cascadas del Río Colorado, una excursión para intrépidos en Cafayate Crédito: Rubén Perles

Las 7 cascadas del Río Colorado. Esta excursión parte de un camping administrado por una comunidad calchaqui y es un recorrido a la vera de un arroyo hasta llegar a 3 cascadas principales y unos pequeños saltos de agua. Lo hicimos con los chicos y sin guía, no fue buena idea, porque hay partes bastante peligrosas, donde los senderos se cierran entre la vegetación y no se sabe como seguir. Los guías te esperan a la entrada del recorrido y cobran caro. Pero parece que saben como hacerte llegar a los luagares. Igual nos matamos de risa y sacamos fotos divinas.

¿Qué comer?

Pedí una degustación de dulces regionales y queso de cabra
Pedí una degustación de dulces regionales y queso de cabra Crédito: Daniela Chueke

Todo es super sabroso en Salta y en Tucumán, pero en Cafayate parece tener un sabor más concentrado y puro aun. Me encantó la cerveza artesanal Me echó la burra, que es elaborada por un belga que se instaló en un pueblo muy cercano, San Carlos, y desde ahí elabora este clásico de las tardes y noches cafayatenses. A los chicos les fascinaron las empanadas y la humita en plato, que a diferencia del otro plato regional hecho en base a choclo pisado, la humita en chala, es bien dulce. Los tamales no los probé porque tienen carne pero son, junto al cordero, el otro boom regional. A la hora de los dulces, todo es tentador. El cuaresmillo, una especie de durazno chiquito se usa para base de mermeladas, en compotas, en almíbar; el cayote una fruta como un higo que tiene una pulpa fibrosa, hilada, también es lo más; la miel de caña, dulce pero no empalagosa, todo eso combinado con quesos de cabra y hasta en sabores de helados, es una fiesta para las golosas.

En muchos lugares te ofrecen "coca y bica", son hojas de coca que se chupan combinadas con bicarbonato para evitar los mareos por la altura, aunque en la zona esto prácticamente no es un problema.

¿Qué bodegas visitar y qué vinos comprar?

En las barricas de roble se maduran los vinos con buen cuerpo
En las barricas de roble se maduran los vinos con buen cuerpo Crédito: Rubén Perles

Las bodegas organizan tours para visitantes, generalmente son pagos e incluyen visita a los viñedos, a las plantas de elaboración, explicación con un guía o personal de la bodega y una degustación de copa de vino. Nosotros fuimos a una grande ya que también queríamos visitar el hotel aledaño. Se trata de El Esteco, al lado del emblemático y lujoso Patios de Cafayate. Ahí pudimos ver la diferencia entre el viñedo del torrontés que se cultiva en forma horizontal y el malbec que crece en vertical, enterarnos de que por carencia de plagas todos los vinos son orgánicos ya que no se usan ni pesticidas ni fertilizantes, que los vinos jóvenes son los que se guardan en barricas de acero, mientras que los clásicos van en barricas de roble, que las barricas se usan para tres procesos de elaboración y después se descartan... Es un tour fascinante. A los chicos no los enganchó mucho pero después fuimos al Patios, donde nos recibieron muy bien pese a que entramos solo a conocer - hay un almuerzo de 4 pasos con degustación de vinos pero no daba ir con niños así que lo salteamos- y a sacarnos fotos.

Buscando la foto perfecta para el Instagram de la adolescente. Aquí en este mismo paisaje Lali grabó su videoclip Una Na
Buscando la foto perfecta para el Instagram de la adolescente. Aquí en este mismo paisaje Lali grabó su videoclip Una Na Crédito: Rubén Perles

También entramos a la bodega Las Nubes, una bodega familiar pero como ya no era horario de visitas, nos trajimos un malbec, que se nos rompió al llegar al aeropuerto -mala nuestra-, lo mismo que nos pasó con un torrontés que compramos en una excursión. Pero ahora que se viene la semana del Malbec y Buenos Aires como salta se va a llenar de degustaciones, pensamos tomarnos revancha, cuando vayamos a alguno de los eventos que está preparando la de La Malbequería . La del torrontés ya la saldamos por el barrio en Barrel, una vinería nueva que se abrió en Pedro Goyena y Senillosa, que promete romperla en Caballito.

Más info: www.turismosalta.gov.ar, www.cafayate.todowebsalta.com.ar, www.aerolineas.com.ar, www.airbnb.com.ar, reservas@hojoar.com, www.hojoar.com

Del lado chileno: Colchagua y Casablanca

En Santiago se hace previa al viaje a Colchagua y la costa pacífica chilena: un local con cientos de variedades de pisco y en la misma cuadra la vinería y restó Bocanariz, en el barrio Lastarria
En Santiago se hace previa al viaje a Colchagua y la costa pacífica chilena: un local con cientos de variedades de pisco y en la misma cuadra la vinería y restó Bocanariz, en el barrio Lastarria Crédito: Daniela Chueke

Para llegar a Colchagua, el primer destino es la capital de Chile, Santiago. Ahi un stop para hacer shopping es obligado, por más que no sea la finalidad de tu viaje, con algo siempre te tentás, es que los precios de la ropa, al menos, están a la mitad que acá y las marcas que ya saben del boom de compradores argentinos te tientan con descuentos imposibles de ignorar. Con mi amiga llegamos a conseguir descuento de 25 % en zapatillas - insistimos un poquito ya que ofrecían el 15 - que teníamos encargadas por hija y sobrina, respectivamente.

En Santiago disfrutamos de la pile en el Sheraton y después nos pasamos al Ibis, que tiene una bara de tragos ideal para relajarte después de un día de compras; ambos en Providencia
En Santiago disfrutamos de la pile en el Sheraton y después nos pasamos al Ibis, que tiene una bara de tragos ideal para relajarte después de un día de compras; ambos en Providencia Crédito: Daniela Chueke y gentileza Ibis

Ahí nos alojamos primero en el Sheraton Providencia y aprovechamos el spa que está buenísimo, porque habíamos ido a un congreso; ya en plan propio estuvimos hospedadas en el Ibis Santiago, los Ibis son la línea de hoteles económicos de la cadena francesa Accor, y hay 5 hoteles en la capital chilena. Elegimos este porque además de ser moderno y confortable, está ubicado en el barrio de los boliches y los shoppings y resulta súper fácil manejarse en la ciudad desde ahí.

En la torre de Cencosud, una de las más altas de Sudamérica - y en una zona sísmica - queda el shopping Costanera Center, en el barrio de Providencia
En la torre de Cencosud, una de las más altas de Sudamérica - y en una zona sísmica - queda el shopping Costanera Center, en el barrio de Providencia Crédito: Daniela Chueke

Nos movimos mucho en Uber, que nos resultó más barato y más confiable que el taxi.

De ahí nos fuimos con una van en una excursión contratada a conocer el valle de Colchagua y después a recorrer algo de playa, fuimos por Valparaiso, Viña y Reñaca, pero hace poco ya te contamos cómo son esos destinos.

Colchagua queda 150 kilómetros al sur de Santiago, y es un lugar en el que se producen vinos premium de cepas distintas como el cabernet sauvignon, carménère y syrah. Los vinos destacan por su madurez, concentración y potencia.

A lo largo de 20.000 hectáreas en toda la región se extiende la Ruta del Vino del Valle de Colchagua, una asociación de 13 viñas, además de ser el primer circuito turístico del vino creado en Chile en 1996.

¿Qué ver?

Artesanias de cobre, el metal icónico de Chile
Artesanias de cobre, el metal icónico de Chile Crédito: Daniela Chueke

Además de los viñedos y de hacerte una escapada a las playas del Pacífico (en la costa también podés practicar windsurf, kitesurf y surf), de noche podés hacer "astroturismo" en la zona para admirar el cielo lleno de estrellas desde un observatorio.

Crédito: Daniela Chueke

Hacer trekking botánico en el cerro Montes o volar en globo aerostático en destinos cercanos como Pichilemu y Matanzas, las rutas y lodge de pesca en San Fernando y las casas patrimoniales del siglo XIX.

¿Qué comer?

La comidad típica de Chile se basa en pescados y mariscos. Es infinita la variedad de especies y platos de la región. El erizo de mar, la centolla, las vieyras, la reineta, están en todos los restoranes, pero también si te gusta algo más tranqui, podés elegir un buen salmon. También platos con quinoa y la palta que está siempre presente en los menúes.

Pisco, por supuesto, el pisco sour siempre es la copa de bienvenida que te van a convidar para agasajarte. Virginia, mi compañera de viaje, se convirtió en catadora oficial de los piscos, yo fui más por la cerveza y el vino.

¿Qué bodegas visitar y que vinos comprar?

Paseo a caballo en bodega Casa Silva en Colchagua
Paseo a caballo en bodega Casa Silva en Colchagua Crédito: gentieza Sernatur

Las viñas que ofrecen tour en Colchagua son Casa Silva, Koyle, Lapostolle, Los Vascos, Montes, MontGras, Neyen, Santa Cruz, Ventisquero, Viu Manent y Apaltagua. También podés prenderte a algún tour que combina viñedos con gastronomía, con almuerzo chileno, picnic, entre otras alternativas.

Algunos tours te ofrece ser enólogo por un día, podar y cosechar uvas e incluso hacer tu propio vino.

Las cepas emblemáticas son el cabernet sauvignon, carménère y syrah. Los vinos destacan por su madurez, concentración y potencia, son tintos cálidos y exuberantes con mucho cuerpo. ¡Bien power! Otras cepas que también se cultivan en el valle son el malbec y el cabernet franc, la garnacha y el mourvedre, variedades mediterráneas que se etiquetan como monovarietales o en distintas mezclas tintas (los blends, tan de moda) que dan vinos muy particulares.

Más info: www.chile.travel, www.ibis.com, mall.costaneracenter.cl.

Otras rutas del vino en Chile

Cabalgata entre los viñedos en el Valle de Maule, otra de las rutas del vino chilenas
Cabalgata entre los viñedos en el Valle de Maule, otra de las rutas del vino chilenas Crédito: gentileza Sernatur

Esta info del Sernatur, la Secretaria de Turismo de Chile, fue súper orientadora para elegir qué visitar según el tiempo que teníamos.

La variedad de vinos y valles chilenos es inigualable y van desde el Elqui en el norte, hasta la zona de Malleco en el sur, pasando por las alturas de la Cordillera de los Andes y la influencia marina del Océano Pacífico. Incluso, nuevas zonas vitivinícolas constantemente están siendo descubiertas y exploradas. El resultado de ello, es una vasta diversidad de terrenos que producen excelentes vinos en diferentes estilos.

Las regiones de vino en Chile muestran una mayor diversidad de este a oeste, de acuerdo a la proximidad de los Andes al Océano. Elegantes vinos tintos han crecido por un largo tiempo en los sectores orientales pre-andinos, donde el sol brilla durante el día y la fría brisa de la cordillera ayuda a crear una amplia variedad entre las temperaturas del día y la noche. Las uvas que crecen en los llanos, se benefician de temperaturas más uniformes y suelos más ricos, mientras que los viñedos en el oeste reciben la influencia del Pacífico, con condiciones más frías y neblinas matinales, que crean las condiciones ideales para unos exquisitos blancos y tintos, llenos de frescura. Variedades como el carmenère, la cepa perdida de Francia, adoran las características del ambiente en Chile, donde el clima es estable y la tierra es generalmente rica.

Casablanca, ubicado a 40 kilómetros hacia el oeste de Santiago, es otra de las capital del enoturismo del otro lado de la cordillera.

¿Qué te gustó de esta propuesta? ¿Qué atractivo te copó más? También mirá: Una laguna luminosa y 4 lugares más de Jamaica que no te podés perder

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.