Siete argumentos a favor de la legalización del aborto

Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia
(0)
10 de abril de 2018  • 16:03

El periodista Luis Novaresio, las actrices Carla Peterson, Griselda Siciliani y Verónica Llinás, y especialistas en salud pública y derecho inauguraron esta mañana en la Cámara de Diputados el debate por la legalización del aborto y, a lo largo de tres horas, encadenaron argumentos a favor de la reforma legal.

Cifras de muertes por abortos clandestinos, fallos de tribunales internacionales, la desigualdad que la prohibición genera entre mujeres ricas y pobres, la ineficacia de la criminalización y los efectos favorables que tuvo la despenalización en otros países fueron algunas de las razones esgrimidas de los expositores que apoyan la iniciativa. Aquí un resumen de los principales argumentos:

1-La penalización es ineficaz. "La criminalización del aborto no disuade a las mujeres a realizarlos. Sólo convierte a los abortos en clandestinos y poco seguros", sostuvo el director ejecutivo del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Gastón Chillier. En la misma línea, la abogada Paola Bergallo, investigadora del Conicet, recordó que en el país se practican entre 300.000 y 500.000 abortos clandestinos por año y sostuvo que en la Argentina "nunca se tomó en serio" la persecución penal. Aportó cifras oficiales que indican que entre 2000 y 2008 hubo 22 mujeres condenadas por abortos y ningún médico.

2-La legalización es constitucional. "Desde el punto de vista constitucional no existen restricciones para la despenalización", afirmó el jurista Andrés Gil Domínguez. El experto agregó que tampoco existen limitaciones en las convenciones internacionales suscriptos por la Argentina. "Existen 14 sentencias, informes u observaciones donde distintos órganos creados por tratados de derechos humanos han sostenido que la mujer debe tener acceso a abortos legales y los países donde se penaliza deben tender a la despenalización", manifestó.

3-Los abortos clandestinos ponen en riesgo la vida de las mujeres. "Desde la recuperación de la democracia hasta la fecha 3030 mujeres fallecieron por abortos clandestinos", sostuvo Mariana Romero, coordinadora del Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva de la Argentina. La actriz Verónica Llinás también afirmó que el tema debe abordarse como un problema de salud pública. "Según la OMS, uno de cada cuatro abortos es inseguro. Esto es una realidad, que existe más allá de nuestras opiniones, que siempre tendrán el sesgo de nuestras creencias", dijo.

4-La legalización disminuye la cantidad de abortos. "En los países donde la legislación es más flexible, la tasa de abortos es más baja. A partir de de 2013, con la legalización, Uruguay no tiene muertes por aborto. La legalización también reduce la cantidad de muertes", afirmó Romero. Profundizó el mismo argumento la ginecóloga Sandra Vázquez, directora de la Fundación para la Salud Adolescente: "A una mujer que aborta en circunstancias seguras se le brinda un método anticonceptivo posterior y se corta la cadena de abortos clandestinos".

5-El embrión no tiene los mismos derechos que una persona. "El embrión no puede ser entendido como persona a los efectos del artículo 4.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos", afirmó Chillier, y explicó que si bien en ese artículo se garantiza el derecho a la vida desde la concepción se habilita legislaciones que autoricen la legalización del aborto. "El Congreso no debe transformar a un embrión en un niño. Si lo fuera, en caso de riesgo para la salud de la mujer, debería tirarse una moneda", se sumó el jurista Marcelo Alegre, especialista en ética aplicada.

6-La penalización profundiza la desigualdad social. Novaresio protagonizó uno de los momentos más tensos de la mañana, cuando, desde el atril destinado a los expositores, se dirigió a la diputada de Pro Carmen Polledo, presidenta de la Comisión de Salud y detractora de la legalización. "Carmen, no pueden permitir que las mujeres ricas accedan al misoprostol y que las mujeres pobres sigan con la rama de perejil", dijo.

7-La mujer debe tener derecho a decidir. "Un embarazo presidido por el no es un hecho traumático en la vida de una mujer, al que hay que encontrarle una solución. En cualquier caso, la decisión es de la mujer", sostuvo Martha Rosemberg, integrante de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Sumó sus argumentos Susana Chiarotti, funcionaria de la OEA. "El Comité de Expertas de la Convención de Violencia contra la Mujer reconoció en 2008 que la violación de los derechos sexuales y reproductivos es violencia de género. En su segundo informe, recomendó a los estados despenalizar la interrupción del embarazo".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.