El BCRA mantuvo la tasa y admitió que la inflación se mantendrá elevada en abril

Sturzenegger al exponer la semana pasada
Sturzenegger al exponer la semana pasada Crédito: BCRA
Javier Blanco
(0)
10 de abril de 2018  • 18:44

El Banco Central (BCRA) mantuvo hoy nuevamente sin cambios la tasa de interés de referencia para la economía local en el 27,25%, con lo que mantiene "en pausa" el ajuste a la baja en los tipos de interés que le había impuesto la Casa Rosada al flexibilizar la meta inflacionaria 2018 del 10% al 15% en una recordada conferencia de prensa a fin de 2017.

La decisión estaba descontada por el mercado que espera que pasado mañana se difundan los datos de inflación de marzo con malos augurios. Es que no sólo el IPC general volvería a entregar un registro superior al 2% sino que la medición núcleo también sería elevada, aunque durante ese mes no se registraron aumentos de tarifas (ni en luz, gas ni transporte, como durante meses previos), que fueron los que habían impulsado en los meses anteriores su despegue, tras mantenerse relativamente baja durante 2017.

Pero el BCRA sorprendió al reconocer que, incluso, las mediciones de abril viene mal, a pesar de que rige desde hace un mes un "ancla cambiaria". Y reconoció: "Las estimaciones y los indicadores de alta frecuencia de fuentes estatales y privadas monitoreados por el Banco Central indican que la inflación núcleo de abril se mantendrá en registros elevados, aunque inferiores a los de marzo".

La entidad insistió, sin embargo, que considera que la aceleración de la inflación de los últimos meses es "transitoria y que se debe a los fuertes aumentos en precios regulados y a la rápida depreciación del peso entre diciembre y febrero". Y repitió que, en su visión, una vez superados estos factores transitorios, la inflación consolidará su tendencia a la baja.

La visión optimista que intenta instalar al respecto la fundamenta en que "la política monetaria es más contractiva que la observada durante la mayor parte del año pasado", "las negociaciones salariales están pactándose de manera consistente con la meta del 15%" y además que "el proceso de ajuste de precios regulados se desacelerará fuertemente después de abril".

También agregó que espera que haber freezado al dólar le reditúe, al calmar el derrame que el aumento de diciembre, enero y febrero tuvo sobre los componentes importados. "El nivel relativamente elevado del tipo de cambio real y la propia acción del BCRA llevan a no prever, en los próximos meses, depreciaciones significativas del peso", agregó.

Y volvió a advertir que, si todo esto no alcanza, "está listo para actuar, ajustando su tasa de política monetaria".

El presidente del Central, Federico Sturzengger, dijo la semana pasada que se sentía cómodo con este nivel de tasas reales y que además son compatibles con el sendero de desinflación que imagina la autoridad monetaria.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.