Nick Cave, el hombre que volvió de las profundidades

Distant Sky, la película que el jueves se proyectará por única vez, anticipará lo que será su regreso al país, en octubre y muy probablemente en el Luna Park
Distant Sky, la película que el jueves se proyectará por única vez, anticipará lo que será su regreso al país, en octubre y muy probablemente en el Luna Park
Sebastián Ramos
(0)
11 de abril de 2018  

Cómo hacer arte de la tragedia ha sido, por los tiempos de los tiempos, una de las obsesiones más profundas y honestas del ser humano. Y si bien toda la obra de Nick Cave se ha nutrido de diferentes tipos de tragedias y temores, propios y ajenos, reales o ficticios, en 2015 el músico debió afrontar su mayor desafío: crear belleza de la angustia vivida luego de la muerte de su hijo Arthur, de 15 años, tras caer por un acantilado en Brighton, Inglaterra.

"Nada realmente importa cuando la persona que amas se ha ido", canta Cave en "I Need You", una de las canciones incluidas en su dramático y conmovedor álbum editado un año después de la pérdida fatal, Skeleton Tree. Cave decidió sangrar en público y, casi como un acto reflejo, fue mucho más allá y permitió que lo filmen durante la grabación del disco para documentar su dolor en blanco y negro y en 3D. De eso se trató One More Time With Feeling, la película dirigida por Andrew Dominik y estrenada casi en simultáneo con la salida del álbum. "Nick no quería tener que promocionar Skeleton Tree y hablar de estos temas con decenas de desconocidos. Así que la película resolvía ante todo un problema práctico. También pienso que ha intentado afrontar el drama novelándolo, como si contarlo como una historia pudiera ayudar. Aunque no creo que haya servido", dijo Dominik en su momento.

Nick Cave (Crédito: Youtube)

1:01
Video

El experimento resultó tan sanador que el músico decidió finalmente en 2017 salir de gira, la primera en tres años, apoyado en estas canciones de pérdida y redención. De allí surge Distant Sky, la película que mañana se proyectará por única vez y que anticipará lo que será su regreso al país, en octubre.

Así, Cave volvería al país luego de 22 años (aún no están confirmados ni la fecha exacta ni el lugar, aunque la productora local asegura que lo más probable es que se realice en el estadio Luna Park), tras aquel memorable debut de 1996, en el que se presentó por triplicado: en el estadio de Ferro Carril Oeste, como parte del Festival Alternativo, en el Teatro Ópera y en Prix D'ami, función agregada a último momento, tras el fervor generado por sus conciertos programados en Buenos Aires.

Cielo distante

Por eso la función exclusiva de Distant Sky, que se realizará simultáneamente en varios cines de la cadena Showcase de todo el mundo, será una previa especial de una de las visitas internacionales del año.

Bajo la dirección de David Barnard (quien acredita documentales rockeros para Radiohead, Björk y Alice Cooper), la película registra el concierto que Nick Cave & The Bad Seeds ofreció en octubre del año pasado, en el Royal Arena de Copenhague, Dinamarca.

Allí, acompañado por su fiel ladero Warren Ellis -su presencia hipnótica en la música de Cave se ha hecho cada vez más imprescindible, en especial desde que comenzaron a componer juntos bandas de sonido para cine y teatro, quince años atrás-, el baterista Thomas Wylder, el bajista Martyn P. Casey, el tecladista Conway Savage, el percusionista Jim Sclavunos, el guitarrista George Vjestica y el todoterreno Toby Dammit, el australiano no solo repasa canciones de su última producción (entre las que se destaca la emotiva "Jesus Alone"), sino que pasea también por su repertorio clásico, incluyendo el tema que le dio título a su primer álbum, From Her To Eternity.

Decidido a no dar entrevistas después de la muerte de su hijo (salvo alguna que otra excepción), Cave parece haber encontrado en el cine su mejor manera de acompañar a su música y si bien en Distant Sky no hay entrevistas ni entretelones ni ficciones delirantes, son sus composiciones y su dramática interpretación (tomada desde un primerísimo primer plano) las que hablan por él.

Durante cerca de dos horas y media, y a través de un set compuesto por 18 canciones, Cave se abraza -y se deja abrazar- con su público en uno de los conciertos más movilizantes que pueda haber por estos tiempos. "La gente dice que es solo rock 'n' roll, pero se lleva directamente tu alma", son sus últimas palabras, visiblemente agradecido por la respuesta de sus seguidores.

Así, Distant Sky -que tendrá próximamente su edición en DVD- se suma a la producción cinematográfica que Cave viene construyendo en los últimos años, con One More Time With Feeling, pero también con aquella suerte de biografía en primera persona que fue 20.000 días en la Tierra (2014), dirigida por Ian Forsyth y Jane Pollard -cómo olvidar aquella escena en la que, en plan remisero, Cave lleva en automóvil a su amiga y compatriota Kylie Minogue, con quien en 1996 grabó su mayor éxito comercial, "Where The Wild Roses Grow"-.

Su relación con el cine comenzó en 1990, casi a la par de su carrera como músico, con la inclusión del tema "From Her To Eternity" en la película El novato, de Marlon Brando. Desde entonces, participó en más de 50 bandas sonoras y llegó hasta a escribir el guión del western La propuesta (2005).

En esta dirección, Cave encontró en Warren Ellis su complemento perfecto y junto a él compuso una docena de soundtracks, que se acomodan de lo más bien entre su discografía, sea como solista o con sus bandas The Birthday Party, The Bad Seeds o Grinderman. "Lo que hacemos no es solamente la música incidental de una película. Una gran cantidad de bandas sonoras pueden ser muy decepcionantes si las comprás, porque solo hay una o dos piezas que recordás. Nuestra música se hace de una manera muy diferente, no hacemos 15 segundos de cierto tipo de música para que encaje en un momento determinado. Siempre se trata de canciones completas, que tienen su propia libertad", dijo años atrás el multiinstrumentista.

El dato de color es su debut en la pantalla grande, allá por 1991, con Brad Pitt, en Johnny Suede, de Tom DiCillo, y su reincidencia en 2007, en El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford.

Entonces, ¿qué quieren saber?

Animado por el recibimiento que tuvo su última gira, que inició en enero del año pasado, en su Australia natal y que pasó con críticas elogiosas por los Estados Unidos y Europa ("está encendido", confesó uno de los productores locales responsables de traerlo en octubre a Buenos Aires), Cave este año no solo decidió continuar con este tour que finalmente lo volverá a depositar en Buenos Aires, sino que, siempre detrás de nuevas ideas que lo muevan de su sitio de confort, lanzó a través de su página oficial un ciclo especial de charlas, que llevará a cabo desde fines de este mes, en los Estados Unidos. Serán apenas cuatro encuentros-conversaciones, bajo el título "So, What Do You Want To Know? (Entonces, ¿qué quieren saber?)", inspirados, según el mismo músico, en la relación afectiva que mantuvo con su audiencia durante esta última y emotiva gira. La primera será el 30 de este mes, en Northampton, y la cuarta y, por ahora, última, tendrá lugar en Brooklyn.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.