Tironeos en el tribunal que debe definir si vuelve a la prisión Cristóbal López

Aún no se sabe qué jueces tomarán la decisión; el Gobierno teme que la balanza se incline a favor del empresario
Aún no se sabe qué jueces tomarán la decisión; el Gobierno teme que la balanza se incline a favor del empresario Fuente: Archivo - Crédito: Enrique García Medina
Hernán Cappiello
(0)
11 de abril de 2018  

La determinación sobre quiénes son los jueces que deben resolver si Cristóbal López sigue en libertad o debe regresar a la cárcel por no pagar 8000 millones de pesos en impuestos sigue siendo motivo de pelea en el interior de la Cámara de Casación Penal.

El presidente de la Sala I, Gustavo Hornos, quiere integrar el tribunal junto a su colega Ana María Figueroa, más cercana al kirchnerismo, y Carlos Mahiques, exfuncionario del Gobierno.

Pero Mahiques quiere dar un paso al costado: se excusó en causas conexas con la de López pues su hijo Ignacio Mahiques fue el fiscal en esos expedientes, especialmente las causas de Vialidad Nacional contra Cristina Kirchner, Los Sauces y Hotesur. Además, como el hijo de Mahiques dictaminó contra la excarcelación de Cristóbal López, Mahiques padre también se excusó en esta causa.

Con estos antecedentes, se había dispuesto que el juez Eduardo Riggi completara el tribunal, como lo hizo en casos anteriores. Pero Hornos decidió revocar esa decisión y, en cambio, integrar la Sala I con Mahiques y, si se excusa expresamente, sortear nuevamente un tercer integrante del tribunal.

La sospecha del Gobierno es que Hornos esta dolido porque no fue elegido procurador general y está buscando sortear un juez que acompañe a Ana María Figueroa en un voto que beneficiaría a López.

En el despacho de Hornos, colaboradores del juez rechazaron esa idea, indignados. Y, en cambio, destacan que el propio Hornos escribió en su resolución que la integración con Mahiques buscaba darle "claridad y transparencia" a la conformación de la Sala, sobre todo luego de que la Corte mandó a investigar como se armó la Sala I de la Cámara Federal, con Jorge Ballestero y Eduardo Farah, que dejó en libertad a López y le cambió la calificación de fraude por la de evasión.

El fiscal ante la Casación, Raúl Pleé, otro frustrado candidato a procurador, ayer presentó un recurso para revocar la decisión de Hornos, dejar a Riggi y evitar el sorteo. Por eso pidió darle vista a todas las partes y luego deberá decidir la Sala I de la Casación.

Mientras se resuelve este asunto, Hornos quiere que Mahiques defina si se excusa o no. El juez está preparando un escrito en el que rechazará que deba integrar la sala y, al contrario, favorecerá la integración con Riggi.

La libertad de Cristóbal López indignó a Mauricio Macri a tal punto que hoy los camaristas Ballestero y Farah enfrentan una denuncia en el Consejo de la Magistratura. A Ballestero los consejeros le pidieron sus declaraciones juradas de bienes en una embestida que amenaza con intentar removerlo de su cargo. Los consejeros oficialistas no cuentan con los votos necesarios, pero le harán penar el proceso.

En la Casación nadie se arriesga a que suceda lo mismo, por eso el interés en que se dicte un fallo cuanto antes, considerando que López, que estuvo preso desde fines del año pasado, hace ya tres semanas que está en libertad.

En tanto, el juez federal Julián Ercolini rechazó nuevamente levantar la inhibición de bienes de López y Fabián de Sousa, con lo cual no podrán vender acciones de las empresas de su grupo, según la resolución firmada ayer.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.