0

Jorge Sampaoli, atento a las posibles despedidas: Higuaín, Dybala, Mercado y Banega también pueden quedar afuera de la Champions

Dybala e Higuaín definen su futuro en la Champions League
Dybala e Higuaín definen su futuro en la Champions League Fuente: AFP
Cristian Grosso
0
11 de abril de 2018  

La selección gira alrededor de Messi , se sabe. Todo lo que le ocurre al capitán, derrama y deja huellas. El derrumbe en Roma no será gratuito, la Champions se le está volviendo un karma mientras Cristiano Ronaldo las encadena. Pero pasará en algunos días, y para la Copa todavía faltan 64. Sampaoli, le confían a LA NACION desde el corazón del cuerpo técnico, no se alarma porque cree que el gen competitivo de Messi lo pone a salvo de cualquier tropiezo anímico. Messi está obsesionado con Rusia y esa voracidad no se atemorizará por una sorpresiva eliminación. En definitiva, en la antesala de Brasil 2014 pasó lo mismo: el 9 de abril lo eliminó el Atlético de Simeone en los cuartos de final. Y meses después estuvo más cerca que nunca de la copa que le fascina.

En código albiceleste, la mirada es más amplia. No se trata solo de Messi, sino que la deserción criolla de la Champions de repente parece una estampida. Ayer se marcharon a la misma hora los tres titulares más indiscutibles en la ruta a Moscú: Messi, Otamendi y Agüero. Ya se había despedido Di María en otro hundimiento del PSG. Biglia no la jugó, y Romero la siguió desde el banco. Peor: la sangría no se detendrá. Si la lógica completa su guión, hoy Bayern Munich asegurará la llave contra Sevilla (definirá en el Allianz Arena tras ganar 2-1 en el estadio Sánchez Pizjuán ) y Real Madrid sentenciará el cruce con Juventus después del 3-0 que construyó en Turin. Y también se quedarán al margen de la Champions Mercado, Banega, Higuaín y Dybala.

La ventaja que quizá encierran tantas eliminaciones es que Sampaoli podrá disponer antes de todos sus elegidos. A lo sumo, si alcanza con Roma la final de Kiev, el 26 de mayo, el último en desembarcar en Ezeiza será Federico Fazio. Perotti no tiene esas certezas. Ninguno cambiará los planes, claro.

No falta tanto, en definitiva, para que los futbolistas se liberen de sus clubes. Sampaoli comenzará a reunirlos a mediados de mayo. A Messi le esperan 8 partidos: siete por la Liga española y la final de la Copa del Rey ante Sevilla. En el calcio también restan siete jornadas, además de la final de la Copa Italia entre Juventus y Milan. A los que participan en la Premier League les quedan seis fechas (Romero no juega, pero ataja en la FA Cup y el United está en las semifinales). En Francia igual, restan seis encuentros y la Copa marcha por semifinales. En Portugal apenas faltan cinco partidos. Y en la Eredivisie holandesa, únicamente cuatro.

Pero detrás de los beneficios de restar kilometraje y reducir el riesgo de lesiones, el cuerpo técnico ha atendido otros síntomas en los últimos días. Que ayer se reiteraron en esta Champions League que eyecta a los argentinos: los rendimientos, el nivel futbolístico. Ahí, la supuesta desventaja anímica o el aparente provecho físico aparecen en una evaluación posterior para Sampaoli. Inquieta la rentabilidad: el bajón que envolvió a Otamendi desde la paliza que sufrió la Argentina en Madrid; el ritmo y la agresividad que no recupera Agüero después de la lesión; la descolorida versión de Messi cuando Barcelona le rogaba que saliera al rescate, esa rutina entrenada durante tantos años en la selección.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.