La previa de Boca-Palmeiras: los cuidados xeneizes para jugar en San Pablo, la gran ciudad azotada por la fiebre amarilla

Emmanuel Mas, como todo el plantel de Boca, debió aplicarse la vacuna de la fiebre amarilla
Emmanuel Mas, como todo el plantel de Boca, debió aplicarse la vacuna de la fiebre amarilla Crédito: Prensa Boca
Patricio Insua
(0)
11 de abril de 2018  • 11:43

SAN PABLO.- Los gigantescos edificios en los que rebota la luz del sol contra los vidrios espejados, el constante ir y venir de la gente, un caudal de tránsito imposible de cuantificar y los helicópteros como manchas habituales del cielo son el marco que contiene a la infatigable San Pablo, una megaciudad en la que viven más de 12 millones de personas. Corazón industrial y financiero de Brasil, late con fuerza la convulsión política que se agudizó desde que la semana pasada el Supremo Tribunal Federal de Brasil habilitó la encarcelación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva . Taxistas, comerciantes y trabajadores toman posición sobre la cuestión que divide opiniones con vehemencia.

Boca y Palmeiras se miden esta noche a las 21.45 en el estadio Allianz Parque. Transmite Fox Sports.

Si bien la vorágine diaria parece no detenerse ante nada, el brote de la fiebre amarilla encendió alarmas. De las zonas rurales el virus se extendió a la urbe y los contagios y las muertes se dispararon en relación a 2017.

Días después de empate con Atlético Tucumán, profesionales de un centro de salud privado se acercaron hasta las instalaciones de Boca para vacunar al plantel. La fecha elegida respondía a la inactividad que daría la fecha FIFA para amistosos internacionales, en la previsión de los jugadores sufriesen algún efecto secundario, como sucedió en algunos de ellos con unas líneas de fiebre.

Pese a la vacuna, el uso de repelentes completa el cuidado. Uno de primera marca con efecto de larga duración puede superar los 30 reales, un precio cercano a los 200 pesos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.