Otoño vs. verano

Diego Angeli
Diego Angeli PARA LA NACION
Jueves ventoso e inestable. Vuelven las mañanas frías. Fin de semana sin lluvias
Jueves ventoso e inestable. Vuelven las mañanas frías. Fin de semana sin lluvias Crédito: Ilustración: Costhanzo
(0)
12 de abril de 2018  • 00:35

Al calor del otoño

Nada de "calorcito". Ningún "veranito". El calor de ayer fue tremendo. Un día robado a enero metido en el medio de abril. Quizás no tan sofocante ni peligroso pero muy incómodo para aquellos que tuvieron que andar por la calle o usar el transporte público implorando para que arranque rápido y entre un poco de aire por la ventana. El otoño no termina de prender y el verano aprovecha su laxitud para extender sus funciones. Por varios días más ambas estaciones se seguirán batiendo a duelo, cada espadachín tomará ventaja por algunos días pero ninguno se rendirá en el corto plazo.

Balas que pican cerca

Antes de empezar el reporte quiero destacar que anoche la sacamos realmente barata. Podríamos estar empezando el día con las consecuencias del vendaval que finalmente no fue. Las tormentas pegaron muy cerca y tanto calor y tanta humedad impactados por aire tan frío pudieron haber hecho estragos. Desde media tarde los chaparrones esquivaron la ciudad descargando su ira más al sur. Ayer varios maldecían por haberse vuelto con el paraguas en la mano o en alguna polémica cavidad, según ellos, y que el tiempo severo los haya excluido de sus planes.

Jueves: chiflete otoñal

La entrada de aire frío de ayer significó la ceremonia de clausura de la seguidilla de días inestables y representa el comienzo de un nuevo capítulo meteorológico. La primera indicación es que la mañana de hoy será diametralmente opuesta a la de ayer. Ya no alcanza con la remera, el arranque puede sentirse fresco por el viento en superficie estimándose un amanecer con 16°C. Si bien la plusmarca vespertina de 24°C habla de temperatura agradable hay que recordar que nos estamos descolgando más de diez escalones con respecto al tope térmico de ayer. Nuestro cuerpo quedó emparentado con temperaturas más altas y eso podría significar que el jueves nos parezca más fresco de lo que cuente el termómetro. Atención los que sean sensibles a los derrumbes del termómetro.

La jornada puede comenzar con máxima inestabilidad, donde lluvias entrecortadas serían parte del desayuno. Si bien se estima una rápida mejora, durante toda la mañana estaremos receptivos a precipitaciones intermitentes. Luego será el turno de las ráfagas, donde el chiflete otoñal puede ser muy marcado llegando a ráfagas sureñas invernales. A la noche se siente el descenso de temperatura, el ventilador vuelve al banco de suplentes y en la noche suburbana alguien manotea una manta desde el fondo del armario.

Viernes: el regreso de las mañanas frías

Para el viernes el frío ya habrá desempacado y estará plenamente instalado en la ciudad. En el área metropolitana se estiman 12°C mientras que en el conurbano pueden esperarse valores de salida de solo un dígito. Puede ser una mañana dura para esperar el tren en el andén cada vez que se levante el viento. Luego el mercurio rebota hasta una marca de 19°C que si bien no puede etiquetarse como fresco marca una distancia abismal con el calor de los últimos días. La jornada sigue estable y representa el primer día completo sin probabilidad de lluvia desde mediados de la semana pasada. La noche promete 15°C con viento leve.

Sábado con mucho sol

El fin de semana se perfila con muy buenas condiciones meteorológicas. El sábado mantendrá viento noreste durante todo el día lo cual nos permitirá recuperar algo de terreno en materia térmica. La mañana puede sentirse fresca al amanecer, aquellos que madruguen pueden recibir un verdadero cachetazo patagónico. Se prevé nubosidad variable durante todo el día pero con chance de lograr varios pasajes de cielo limpio. Es un día ideal para planificar actividad al aire libre. La temperatura punta se perfila en 21°C con una noche muy agradable que no baja de los 18°C, sostenidos por el descenso de aire caliente.

Domingo parrillero

Poca nubosidad y viento templado van moldeando un domingo de sol y temperatura muy agradable con claras chances de un mediodía parrillero con mesa afuera. Sin sobresaltos meteorológicos la jornada mostrará una nueva mañana fresca continuando la recuperación del termómetro que ahora se animaría a 23°C máximos. La jornada dominical replica las variables del sábado ofreciendo muy buen tiempo para los que elijan salir de casa.

Spoiler alert

La semana que viene conserva el viento norte, el verano se recupera y atraviesa con su florete el pecho del otoño, se come su corazón y vuelve el calor a la ciudad. El otoño realizará la ofensiva final en exactos diez días, decapitando al verano, cercenando toda su humanidad y esparciendo sus vísceras. Lo que empezó como dos honorables caballeros batiéndose a duelo, terminará como un burdo capítulo de Tomy y Daly.

Nos vemos en siete días. Prepárense para la batalla final.

@JopoAngeli

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.