Fragmentos rebelados: un relato preciso y equilibrado

Fuente: LA NACION
Paula Vázquez Prieto
(0)
12 de abril de 2018  

Fragmentos rebelados (Argentina, 2009) / Guion: David Blaustein / Fotografía: Ricardo de Angelis / Edición: Juan Carlos Macías / Elenco: Nemesio Juárez, Fernado "Pino" Solanas, Humberto Ríos, Octavio Gettino, Dolly Pussi, Horacio Verbitsky, José Martínez Suárez / Distribuidora: Zafra Difusión / Duración: 100 minutos / Calificación: Apta para todo público con leyenda / Nuestra opinión: excelente

F ragmentos rebelados realiza un doble movimiento hacia el pasado. El primero hacia el pasado argentino de los 60 y 70 a partir de la figura de Enrique Juárez, cineasta militante y dirigente gremial de Luz y Fuerza, miembro de la Juventud de Trabajadores Peronistas y asesinado por la dictadura en diciembre de 1976. El segundo hacia el pasado de la misma obra, filmada en 2009 y estrenada casi diez años después, con los rostros jóvenes de algunos entrevistados, con una mirada retrospectiva sobre su propia arqueología de la Historia.

Blaustein logra una película precisa y equilibrada, que gana concisión cuando se afirma en la figura de Juárez, en su identidad indeleble de militante y director de cine, en sus obras inacabadas descubiertas por amigos y familiares cercanos. Las palabras cargadas de recuerdos se cruzan así con las latas oxidadas, y la moviola se convierte en una máquina del tiempo en la que el cine se mira a sí mismo, su poder como testimonio, su permanencia como legado.

Blaustein no aparece y sin embargo su película es más personal que nunca, allí está la cinefilia del Dilecto y de Núcleo, los relatos de Humberto Ríos y Martínez Suárez, las controversias sobre Montoneros, y la condición entre proletario e intelectual de Juárez. Fragmentos rebelados adquiere su potencia en esas contradicciones, entre lo soñado y lo hecho, en la lucidez de repensar el cine y la política sin sacrificar verdad ni sobreactuar méritos.ß Paula Vazquez Prieto

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.