0

Graciela Corvalán: "Un transporte eficiente acompaña el éxito de las empresas"

La secretaria de Estado de San Luis Logística explica cómo la provincia saltó la barrera de la distancia, que aumentaba los costos de traslado e impedía llegar a los centros de consumo más importantes del país
Ana Belén Ehuletche
0
12 de abril de 2018  

Aceptar las carencias, aprender a vivir con ellas y verlas como algo positivo se aplica a cualquier mensaje de autoayuda, pero también al caso estratégico de San Luis Logística, el área que posicionó a la provincia mediterránea en un puerto seco en el medio de la Argentina.

Las industrias radicadas en San Luis indefectiblemente deben recorrer 7000 kilómetros para que su producción llegue a las zonas de alto consumo, pero, a la vez, se encuentran en medio del corredor interoceánico más importante que tiene hoy la Argentina, a 700 kilómetros del paso internacional Cristo Redentor, en Mendoza, que conecta con Chile y así con el Pacífico; y a la misma distancia del Puerto de Rosario, desde donde se conectan tanto con Brasil como con Uruguay y el Atlántico.

"Posicionarnos en el centro de país, tener la infraestructura y, por supuesto, contar con proyectos de mejoras y ampliaciones de una red vial importante, junto a los servicios para la carga aérea y haber impulsado también el transporte ferroviario de cargas, nos lleva a pensar en el posicionamiento que va a ir logrando San Luis como un nodo logístico estratégico", apuntó Graciela Corvalán, secretaria de Estado de San Luis Logística.

La funcionaria puntana explicó que "esto permite, fundamentalmente, que la producción no necesariamente tenga que ir a Buenos Aires y luego volver a cada una de las provincias, con los costos logísticos y con el costo de flete tan importante que supone toda esta trayectoria". Por eso, la posibilidad de generar un polo de transferencia de cargas, almacenamiento y distribución en el centro del país "es un aporte importante a la competitividad y a mejorar la productividad de la Argentina", dijo. "Ofrecer un transporte competitivo y eficiente es parte de acompañar el éxito de las empresas", añadió.

Al indagar sobre cómo reducir el costo logístico generado por las largas distancias, una variable que les quita competencia frente a las plantas que están en el cordón productivo entre Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, el Estado comenzó a intervenir. Corvalán contó que se fijaron metas para ofrecer la mayor cantidad de posibilidades de transporte de cargas y se realizó una inversión millonaria para rehabilitar 20 kilómetros que le corresponden a la traza ferroviaria Buenos Aires-Pacífico.

Además, San Luis ha generado su propia playa ferroviaria de entre 8 y 10 kilómetros de extensión, en un predio donde funciona "la única plataforma intermodal de carga que existe en el interior de la Argentina", según dijo la funcionaria.

En busca de la fórmula que arroje mayor capacidad de carga, menor costos de flete y sin dañar el pavimento, técnicos del sector público y privado hallaron en países con características geográficas similares a las de la Argentina, los bitrenes.

En diálogo con LA NACION, Graciela Corvalán describió la experiencia que comenzó a desarrollarse en 2007.

-Luego de una década de trabajo se puede decir que San Luis les abrió las puertas a los bitrenes en la Argentina. ¿Cómo impacta el reconocimiento a nivel nacional?

-Para los que hemos venido trabajando tanto con esta iniciativa de poder incorporar vehículos de alto rendimiento para carga, es un orgullo llegar a esta instancia en donde no solamente el parque automotor de bitrenes que tiene hoy la provincia -que ronda las veinte unidades-, además de circular en las rutas propias, va a poder unir otros puntos del país, siempre tras el objetivo de disminuir el costo de transporte y de los servicios logísticos.

Cuando incursionamos en la utilización de bitrenes estábamos absolutamente seguros de que en algún momento la Nación lo tenía que tomar. Porque no es solo el problema de San Luis, sino de las 22 provincias argentinas que no están cerca de Buenos Aires, Santa Fe o Córdoba, que son los centros de consumo aglutinadores, y por eso mismo San Luis, entendiendo que esto es una cosa estructural para el desarrollo, la producción, y el empleo, apuntó a la logística como política de Estado y le otorgó rango ministerial en el organigrama gubernamental.

-Aún hay detractores que afirman que los bitrenes son riesgosos y pueden destruir el pavimento. ¿Cuál fue la experiencia en este tiempo?

-En primer lugar, son precisamente vehículos que lo que no hacen es romper las rutas como puede suceder con muchos vehículos que transportan carga y no tienen control o una tecnología adecuada; son sumamente superadores. San Luis tiene rutas y autopistas en muy buen estado que han sido fruto del presupuesto de la provincia, por eso para nosotros es muy importante cuidarlas. Entonces la primera restricción para aceptar la circulación de bitrenes fue probar que verdaderamente no dañaran el pavimento. Esto ha sido demostrado teórica y prácticamente. Son vehículos que tienen la posibilidad de cargar el doble que un camión convencional, pero con una estructura en la carga, en el desempeño del vehículo, que en realidad acompaña al pavimento sin destruirlo.

-¿Cuáles son las principales características?

-En materia de tecnología son superadores. Los vehículos cuentan con control de tracción, control de estabilidad, control de frenado ABS y EBS, la balanza referencial de peso por eje, la suspensión neumática en todos los ejes, y como opcional, freno a disco en todos los ejes. Estamos hablando de un vehículo que marca una diferencia, y esta diferencia está dada no solo en la mayor capacidad, en el ahorro en los costos tanto por su menor gasto de mantenimiento y operativo, como su menor consumo de combustible, sino también por el alto nivel de seguridad que aporta.

-Alcanzaron un acuerdo con la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), ¿en qué consiste?

-Ante el incremento de estos vehículos circulando en nuestra provincia, vimos la necesidad de implementar la capacitación de los choferes. Hace dos años creamos la Escuela de Manejo de Bitrenes (Emabi), y en función de la apertura que ha hecho la Nación para habilitar la circulación de estos vehículos en todo el país hemos firmado un acuerdo con la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, lo que nos posiciona como la primera y única escuela de conducción de bitrenes a nivel nacional. Creo que es un reconocimiento muy importante por toda la experiencia y la trayectoria que llevamos en la materia.

-¿Quiénes se interesan por la capacitación?

-Hemos recibido choferes de distintos puntos del país, porque trabajamos con empresas grandes que operan dentro y fuera de San Luis, desde YPF, hasta empresas como Don Pedro, TCA, Murray, Cementos Avellaneda, Vial Minera, entre otras. Nuestra escuela cuenta con una ventaja importante que es que quiénes enseñan son personas que vivieron desde cero el desarrollo de la tecnología y estuvieron durante las pruebas, conocen el andar del bitren en sus distintas fases de experimentación.

-¿Cuál es la principal actividad productiva en San Luis?

-La economía de San Luis es muy diversificada; el producto bruto industrial es prácticamente el 50% del producto bruto provincial, y dentro de lo que es la industria tenemos básicamente las ramas alimentaria, metalmecánica, textil, química y de plásticos. La provincia cuenta con un parque industrial de trescientas industrias medianas y grandes y luego sumamos lo que es la producción agropecuaria: tanto soja como maíz son las principales dentro de la provincia. También se desarrolla la ganadería.

En materia de minería tenemos minerales no metalíferos, que ocupan un lugar importante en volumen de producción a nivel nacional, como cuarzo y otros que viajan a Buenos Aires o a Rosario, donde están las plantas que transforman este producto con valor agregado.

De manera que ocuparnos de la logística para poder ofrecer al productor distintos modos de transportar su carga, y que pueda elegir el más eficiente a los efectos de su producto, es la tarea que tenemos como gobierno.

-Están lejos del centro productivo del país, pero en medio del corredor bioceánico. ¿Proyectan la conexión con el resto del mundo?

-Exactamente, para nosotros esta localización también tiene un aspecto positivo. Es una ventaja competitiva que estamos tratando de transformar en comparativa, porque precisamente está en el centro de país, en el nudo de la derivación a Chile, a Brasil y a Uruguay. Así es que estamos prácticamente a 700 kilómetros del Puerto de Valparaíso y a la misma distancia de los puertos del este del país.

Por eso, otro de los objetivos es poder constituir el territorio geográfico de la provincia en una gran plataforma logística en el centro del país que también permita ventajas a quienes transportan de este a oeste y de norte a sur del país.

Para concluir, la responsable de San Luis Logística destaca que desde la provincia "asociamos los caminos a la producción porque necesariamente esto es así. Nuestros campos tecnificados se consolidaron y avanzaron gracias a que pudimos llegar con caminos hasta los campos más remotos. La promoción industrial fue una ayuda, pero si no hubiese estado acompañada por mecanismos para el acceso de las plantas y sus producciones o la salida de la mejor manera de la producción de las plantas, tampoco esto hubiera sido posible".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.